Buenos Aires (EP) 11 de Octubre. – El 2017 cerrará con emisión global de US$ 123.000 millones en bonos verdes para financiar proyectos sustentables.

El presidente de la Fundación Advanced Leadership, Juan Verde, aseguró en Córdoba que 2017 cerrará con una emisión global de US$ 123.000 millones en bonos verdes para financiar proyectos económicos sustentables y alertó que se abre una gran oportunidad de negocios para la Argentina.

“Estamos en una transición. El 2017 va a cerrar con US$ 123.000 millones en bonos verdes para financiar proyectos sustentables, y esto es una iniciativa que está liderando el sector privado”, afirmó Verde, quien estuvo a cargo de una conferencia magistral sobre cambio climático y economía verde, en la que resaltó que “la economía verde representa una gran oportunidad de negocios para la Argentina”.

“La clave de la competitividad del siglo XXI es entender que el modelo cortoplacista basado en devorar los recursos, representa el pasado. El actual modelo entiende que la economía y el ambiente deben ir de la mano, porque sin planeta no hay economía”, sostuvo el titular de Advanced Leaderschip, al participar de la cumbre Economía Verde.

Resaltó también que “las diez economías más competitivas del mundo son las diez economías que más invierten en economía verde”.

“Estamos ante un momento de oportunidad. Debemos ser capaces de entender que tiene sentido desde un punto de vista ético y de competitividad apostar a la economía verde, porque está en juego el desarrollo económico y el legado que le vamos a dejar a nuestros hijos”, concluyó el experto.

Con el objetivo de analizar cómo la tecnología puede colaborar en esta agenda, también se llevó a cabo el Panel de Debate sobre Nuevas Tecnologías, moderado por Noah Mamet, ex embajador de Estados Unidos en Argentina, donde Daniel Parodi, presidente de Ciudad Empresaria Córdoba, comentó que en la provincia “el ecosistema emprendedor trabaja en forma conjunta con el sector privado y el gobierno por la innovación, que es una evolución permanente”.

Alejandro Anderlic, director de Asuntos Corporativos de Microsoft, presentó a dos emprendedores que están aplicando la tecnología para reducir el impacto ambiental y destacó que “la inteligencia artificial tiene que ser un instrumento para cerrar la brecha social, pero no podemos hacerlo solos, precisamos de otras empresas y de los gobiernos, para que los lugares más recónditos del país puedan interesarse por la tecnología y conseguir un empleo o realizar un emprendimiento para tener una vida más digna”.

En la misma línea de ideas, Rodrigo de Loredo, presidente de Arsat, expresó que “la economía verde plantea la necesidad de distribuir equilibradamente el acceso a los bienes y el desarrollo de las economías. Arsat planta un tendido de fibra óptica que contribuya a la universalidad del acceso a internet, para que las oportunidades lleguen a todos los argentinos”.

Durante el panel de debate sobre el financiamiento internacional de la economía verde, Pablo García, presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), comentó cómo avanza esta entidad en la Argentina para financiar proyectos de energías renovables y dijo que “es un proceso de cambio cultural de los propios Bancos”.

“Todos los bancos multilaterales tenemos una metodología conjunta para cuantificar cómo avanzamos en la financiación de esta agenda”, comentó sobre este punto Juan Pablo Bonilla, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Del Panel también participó Kristian Rada, líder del Programa de Ciudades y Gobiernos de América Latina, International Finance Corporation (IFC), quien comentó que invertirán US$ 15 millones en los próximos 2 años en proyectos de adaptación y mitigación al cambio climático como energías limpias, finanzas verdes, ciudades sostenibles, edificios verdes y agronegocios, para los que “la asesoría técnica y el intercambio de conocimientos, son clave”.

Fuente Revista Petroquimica