Buenos Aires (EP) 12 de Mar. – La iniciativa promueve el manejo sustentable de tierras en ecosistemas áridos, semiáridos y subhúmedos secos del noroeste de la Argentina.

En el marco del Proyecto de Manejo Sustentable de Tierras del NOA y Cuyo, que lidera el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, se realizaron en Jujuy y Catamarca dos capacitaciones para evaluar la desertificación en la Puna y en la región del Monte de Sierras y Bolsones, respectivamente.

En San Salvador de Jujuy, la cartera que conduce el ministro Sergio Bergman realizó una capacitación orientada a metodologías de análisis de la degradación de tierras para la región de la Puna. La misma estuvo destinada a profesionales del sistema público provincial involucrados en la temática y tuvo por objeto transferir conocimientos para la evaluación de la desertificación, de acuerdo con los lineamientos propuestos por el Observatorio Nacional de Degradación de Tierras y Desertificación (ONDTyD).

Asimismo, en la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca, el Ministerio de Ambiente organizó un taller de validación de la línea de base del Sitio Específico de Intervención (SEI) Monte de Sierras y Bolsones. Durante el encuentro, se presentaron y validaron los aspectos biofísicos y socioeconómicos que caracterizan la degradación de tierras en la zona, poniendo en valor las percepciones de los productores y representantes institucionales.

Estas capacitaciones se enmarcan en el estudio de “Identificación, monitoreo y evaluación de la implementación de prácticas de manejo sustentable de tierras en los tres sitios específicos de intervención del Proyecto MST NOA Cuyo”, consultoría desarrollada por el Instituto Argentino de Investigación en Zonas Áridas (IADIZA), para el seguimiento y estudio de las prácticas de Manejo Sustentable de Tierras (MST) en los Sitios Específicos de Intervención (SEI) del Proyecto.

Tanto en Catamarca como en la Puna jujeña, se encuentran dos de los tres Sitios Específicos de Intervención (SEI) del Proyecto MST NOA Cuyo, iniciativa que cuenta con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), implementada por Ambiente de Nación y financiada por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM, GEF su sigla en inglés).

Por su parte, en el marco de este proyecto y junto con la Secretaría de Ambiente de Catamarca, se construyó el primer módulo de vivero forestal y frutal en la Reserva provincial Anillaco, que pretende dejar capacidades locales instaladas para la producción de plantas. El vivero será gestionado por la Municipalidad de Tinogasta, que aportará mano de obra permanente para su operación y mantenimiento. Con él se espera proveer a los productores de la zona de especies forestales nativas (algarrobo, arca, chañar, taco zorro), y otras que sirvan para instalar cortinas forestales que protejan el suelo. Durazneros, higueras, nogales, manzanos o membrilleros son parte de la idiosincrasia productiva de la zona, tanto para la producción de frutas frescas como para la elaboración de dulces y jaleas, emprendimientos a cargo de mujeres campesinas.

El Proyecto MST NOA Cuyo abarca las provincias de Catamarca, Tucumán, La Rioja, Jujuy, Salta, Mendoza, San Juan y San Luis, y busca mantener y mejorar los servicios de los ecosistemas para sostener las formas de vida de las comunidades rurales y reducir la presión sobre los recursos naturales por los usos de la tierra.

Gentileza Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable