Buenos Aires (EP) 29 Dic. – La ausencia de soluciones por parte de las empresas emisoras, la exigua respuesta del Gobierno y diversos problemas técnicos, acabó con la paciencia de muchos expendedores que decidieron rechazar este medio de pago. Preocupa el impacto en las zonas turísticas.

Cansados ya de esperar respuestas que no llegan, un gran porcentaje de Estaciones de Servicio de todo el país decidieron dejar de aceptar tarjetas de crédito como medio de pago por la carga de combustibles.

Las reuniones que CECHA mantuvo con directivos de la Asociación de Tarjetas y funcionarios de la Secretaría de Comercio no dieron los resultados esperados. Si bien aun hay expectativas de alcanzar algún acuerdo, estas se diluyen a medida que transcurren los días sin soluciones a los reclamos de disminuir los 18 días hábiles de acreditación y los aranceles que les cobran por cada operación.

Hasta el momento la única alternativa ofrecida por las autoridades es fomentar el uso de la tarjeta del Banco Nación, que se cobra a los pocos días pero con la misma comisión que el resto. “No es masiva como Visa o MasterCard, por lo cual la ventaja que brinda el BNA dependerá de la cantidad de usuarios, que no son muchos”, expresaron directivos de CECHA.

Como consecuencia de ello, desde la entidad aseguran que pese que no existe una medida corporativa, ya son más de 20 por ciento los establecimientos de todo el país que de manera individual dispusieron rechazar las tarjetas.

Pero incluso, además de estos inconvenientes, también hay otros de índole técnica que generan gran preocupación entre los estacioneros. La Cámara de Expendedores de la ciudad de Rosario (CESGAR) relevó que el 65 por ciento de los comercios experimentó problemas en las operaciones con VISA crédito y reclamó a la empresa que realice las inversiones necesarias para resolverlo.

Desde CESGAR refieren que la lentitud en el servicio resiente la experiencia de los clientes de las Estaciones de Servicio debido a que para autorizar una transacción hubo que pasar hasta 4 veces una misma tarjeta. La frase “reintente, error de conexión” se convirtió en una pesadilla para los expendedores.

En cuanto a las causas, expresaron que las terminales POS tienen cierta antigüedad que las acerca al borde de su vida útil, con lo cual se pone de manifiesto la necesidad de que la empresa adquirente de VISA (Prisma Medios de Pago S.A.) realice las inversiones necesarias para adecuar la tecnología a los requerimientos de un mercado que demanda rapidez y seguridad en la acción de venta.

En ciertos casos, la gravedad de los problemas escaló en función de que se detectó que se duplicaban las transacciones, poniendo al expendedor de combustible en una delicada situación con sus clientes, quienes reclaman ya que en sus resúmenes las operaciones aparecen duplicadas y hasta triplicadas.

Finalmente, desde CESGAR informaron que enviaron una nota en duros términos a Prisma Medios de Pago S.A. en la cual solicitan a la empresa arbitre los medios para que este problema, que ocasiona un lucro cesante a los operadores se resuelva de manera definitiva.

https://www.surtidores.com.ar