Mendoza (EP) 5 de Dic. – Serán 177 mil paneles y la producción de energía será similar a la de Potrerillos.

A  mediados de 2018 comenzará la construcción del primer parque solar de grandes dimensiones en Mendoza. Estará ubicado en Agrelo, Luján de Cuyo, en un predio de 200 hectáreas, y contará con casi 180 mil paneles.

Calculan que producirá la misma energía que el dique Potrerillos y en sus diferentes etapas dará trabajo a más de 400 personas, con una inversión superior a los US$100 millones.

Se trata de uno de los proyectos ganadores en la ronda 2.0 del programa nacional de energía Renovar. Los elegidos de Mendoza fueron seis, sobre más de 200 propuestas, pero este es el único que no está dentro de la energía hidroeléctrica.

“El proyecto para Mendoza, de 100 MWp (medida de energía solar), es muy grande y nos pone en el mapa mundial de generación de energía solar. No había nada de estas dimensiones en la provincia, pero creo que en un tiempo va a ser un pequeño grano de arena dentro de la cantidad de energía que vamos a generar”, expresó Ramiro Marquesini, director de operaciones de Verano Capital, empresa adjudicada con el proyecto.

Serán 177 mil paneles y la producción de energía será similar a la de Potrerillos, con la diferencia de que los paneles producen sólo las 8 horas de radiación solar, mientras que el dique puede trabajar las 24 horas.

La ventaja mendocina es que en promedio el sol sale 300 días al año e incluso en días nublados se puede aprovechar la radiación.

Será sin dudas el proyecto más grande, aunque a nivel país hay unos pocos que están en proceso de ejecución que son más grandes. En Jujuy, por ejemplo, están concretando uno que triplicará la producción.

Aunque el proyecto ya fue adjudicado, recién en marzo del año que viene se hará la firma oficial, por lo que Marquesini no cree que los trabajos comiencen antes de mitad de año. De todas formas, aseguró que la creación completa del parque solar, de no mediar inconvenientes, demandará entre 8 y 9 meses.

De esta manera, si todo marcha sobre ruedas, antes de mediados de 2019 debería estar en funcionamiento. La participación laboral será de más de 400 personas durante el período intensivo de colocación y una vez en marcha requerirán personal de mantenimiento permanente, limpieza, seguridad y comunicación, entre otros.

Las ventajas del lugar

“Es un lugar espectacular, con una muy buena interconexión, que resuelve un problema de Argentina como es la falta de espacios para transmitir la energía, porque estamos al límite del transporte. La ubicación es perfecta porque tenemos una muy buena capacidad de despacho de la energía, lo que nos posiciona como un muy buen proyecto”, aseguró Marquesini.

El director de la empresa explicó que el terreno que se ocupará no achicará el oasis productivo de la provincia, que de por sí es pequeño.

“Nos pareció importante tener en cuenta que el oasis de Mendoza es muy pequeño, dado que menos del 2% del territorio tiene agua. Por eso desarrollamos el proyecto en un lugar que no tuviera agua ni intenciones agrícolas, para no achicar el oasis, sino entrando un poco en la parte del desierto”.

Gentileza Jornada on Line