Buenos Aires (EP) 02 de Dic. – El Gobierno Nacional anunció ayer los incrementos en las tarifas para los próximos meses. En el caso del gas, las facturas residenciales sufrirán un incremento del 27 al 47% en las distintas bandas -entre diciembre y febrero- y las comerciales del 38 al 58%, incluido el precio del gas, del transporte y la distribución. Los subsidios en la Patagonia se mantienen, pero gradualmente seguirán bajando. También, garantizaron la continuidad de la tarifa social, que abarca a 1,8 millón de hogares, en todo el país.

Golpe al bolsillo

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, estimó que en el área de Capital Federal y Gran Buenos Aires, entre 6 y 7% del ingreso mensual de los hogares estará destinado a pagar el servicio de gas y electricidad. Esos aumentos sumarán 1,2 puntos a la inflación “por única vez”, indicó.

Aranguren brindó una conferencia de prensa para detallar los nuevos ajustes de luz y gas, que están vigentes desde este viernes en todo el país. En ese marco, detalló que el aumento promedio que va a recibir un usuario de electricidad será del 19% desde diciembre y del 12% a partir de febrero de 2018, con un acumulado del 34% para el segundo mes del año que viene.

El funcionario calculó que con este nivel de ajuste, quienes consumen entre 0 y 150 kw pasarán a abonar 65 pesos más en diciembre y 45 pesos más en febrero. “Para el 30% de los usuarios, la factura estará en febrero por debajo de los 261 pesos; para un 50%, la factura máxima será de 540 pesos”, estimó. Y añadió que quienes cuenten con el beneficio de la tarifa social, pagarán un mínimo de 55 pesos desde este mes. Aranguren garantizó que para este verano, habrá energía suficiente para atender la demanda.

“No tenemos ninguna duda que tenemos suficientes reservas para aguantar temperaturas extremas durante el verano. Este verano va a ser mejor que el anterior, que ya había sido mejor al de 2015”, resaltó. Y destacó, también, que en dos años de gobierno se han “adjudicado 10 mil megaewatt de energía”.

El frío patagónico

Con relación al gas, Aranguren explicó que las tarifas residenciales sufrirán un incremento del 27 al 47% en las distintas bandas -entre este mes y febrero- y las comerciales del 38 al 58%, “incluido el precio del gas, del transporte y la distribución”. Así, detalló que la factura media residencial -que abona el 36% del total de usuarios- pasará de 127 a 201 pesos mensuales; otro 21% abonará entre 250 y 500 pesos. El funcionario afirmó que el Estado nacional seguirá subsidiando el 38% del gas natural que se consume, y puntualizó que, en el caso de la Patagonia, los subsidios son mayores, ya que esa región consume casi seis veces y media más que el resto del país. También, garantizó la continuidad de la tarifa social, que abarca a 1,8 millón de hogares (sobre un total de 8,1 millones).

Aranguren evaluó que “venimos de un sistema que nos llevó a ser importadores del 95% del gas natural que estamos consumiendo. Por eso, tenemos que recuperar la inversión para tener precios cada vez más bajos de la energía”. Por último, el ministro subrayó: “continuamos tratando de normalizar los sectores del gas y la electricidad para que los subsidios vayan a quienes los necesitan. Vamos por un sistema más equitativo, justo y federal para garantizar la seguridad energética”.

Recalculando

Las resoluciones dictadas por los entes reguladores de gas y electricidad para la aplicación de las nuevas tarifas fueron publicadas en el Boletín Oficial. Las subas rigen desde ayer. Las boletas llegarán a los hogares y comercios con incrementos de hasta el 58 por ciento. En el caso del gas los más perjudicados serán los que menos consumen.

El Gobierno oficializó los aumentos de gas y luz, que regirán a partir de diciembre y por el cual las próximas boletas llegarán a los hogares con un incremento promedio del 50 por ciento. Los entes reguladores del gas y la electricidad publicaron en el Boletín Oficial las resoluciones con las que autorizan a las empresas proveedoras de los servicios a implementar los nuevos cuadros tarifarios. En el caso del gas, las subas serán del orden del 45 por ciento de aumento y alcanzarán el 58 por ciento para la categoría de menor consumo. Las tarifas de luz subirán entre un 39 y un 47 por ciento en promedio dependiendo la categoría de consumo. En el caso de la electricidad, ese esquema no se aplica, porque en Chubut el sistema cooperativo define sus tarifas a través de los Concejos Deliberantes ya que son municipios los poderes concedentes.

Premio al ahorro

“Declarar la validez de la Audiencia Pública N° 91, no haciendo lugar a las impugnaciones formuladas durante su desarrollo”, sostiene el artículo 1º de la resolución firmada por el Ente Nacional Regulador del Gas publicada para autorizar a las empresas distribuidoras del servicio a aplicar el nuevo cuadro tarifario. El Ente Nacional Regulador de la Electricidad hizo lo propio con las prestadoras eléctricas.

En el caso del gas, las próximas boletas llegarán con un 45 por ciento de aumento en promedio. Estos aumentos se suman al tarifazo del 400 por ciento aplicado durante el último año y se espera que en abril las tarifas vuelvan a aumentar.

Además de los aumentos, en la audiencia pública realizada el 15 de noviembre el subsecretario de Exploración y Producción del ministerio de Energía, Marcos Pourteau, detalló que se incrementaron las exigencias para lograr el premio por ahorro, se redujo la bonificación de la tarifa social y se aumentó también el precio de las garrafas subsidiadas un 95 por ciento. Pasó de costar 20 pesos a salir 39.

Cómo impactará en la inflación el aumento de las tarifas

El Ministro Aranguren dijo que los aumentos de las tarifas de luz y gas aportarán 1,2 punto porcentual a la inflación de diciembre. Sobre esta base, y otros aumentos ya vigentes desde este mes, como el caso de las prepagas, las principales consultoras estiman que la inflación de diciembre rondaría entre el 2,5 y 3%. Y la suba final de 2017 se ubicaría entre el 24/25%, entre 7 y 8 puntos por encima de la meta fijada inicialmente por el Banco Central.

Por la incidencia de la suba de gas, luz, prepagas y algún incremento en los combustibles, el economista Fausto Spotorno calculó que la inflación nacional de este mes rondará el 2,5% y en Capital y GBA un poco más, pudiendo llegar hasta el 3%. “Esos rubros impactan entre 1,5 y 1,7 puntos en el IPC de diciembre. El resto de los aumentos se explican por los incrementos habituales. También habrá un efecto en los próximos meses por la incidencia de esos incrementos tarifarios en los costos de producción”.

El economista Camilo Tiscornia estimó que este mes la suba de los precios estará en torno del 2,2% a nivel nacional y 2,7% en Capital y GBA, si no se produce un aumento adicional en los precios de los combustibles. “Es mayor el aumento en la región metropolitana por la mayor incidencia de los servicios”. En base a estas estimaciones, Tiscornia dijo que este año el IPC cerrará con 23% a nivel Nacional y 24,5% Capital y GBA. Además, agregó que habrá “una inflación adicional por la incidencia de la luz y gas en las expensas y en los costos industriales, que se manifestará en los meses siguientes”.

Guido Lorenzo de la consultora ACM, dice que el IPC Nacional de diciembre “estará en torno del 2,7% en diciembre y podría ser un poco más alto en Capital y GBA, con una inflación anual del 24/25%. Y habrá que computar los efectos de “segunda ronda” en enero y febrero”. Si se cumplen estos pronósticos, la inflación de este año se ubicará en los niveles de 2015, con tarifas más altas, pero con un tipo de cambio real más bajo.

Gentileza El Diario de Madryn