Neuquén (EP) 30 de May. – Se aprobó la ampliación a 35 años y se esperan 210 millones de dólares en inversión y aportes a las dos municipalidades, sin contar con las regalías.

La ampliación del convenio de concesión del yacimiento gasífero El Mangrullo volvió a generar rispideces en Cutral Co y Plaza Huincul. La noticia de la extensión de este acuerdo para que la empresa Pampa Energía se vuelque a la actividad no convencional disparó críticas y adhesiones.

La inyección de dinero que generará la autorización para la actividad es la que está cuestionada por la cantidad. Sectores intermedios postulan que podría mejorarse el monto de plata que ingresará a las arcas municipales, a través del Ente Intermunicipal, Enim.

Cutral Co y Plaza Huincul cuentan -tras las manifestaciones populares de los ‘90- con el yacimiento gasífero que les fue cedido a modo de “reparación histórica”.

La profunda herida social provocada por la privatización de la empresa YPF que dejó a miles de trabajadores fuera del circuito laboral, obligó a las autoridades provinciales, de aquel momento, a dar una respuesta. Es por eso que mediante una ley provincial se les cedió a los dos municipios y por el lapso de 99 años, el yacimiento gasífero El Mangrullo.

El organismo encargado de administrarlo -con representación de ambas comunas- es el Enim que, tras una licitación, otorgó en el 2000, a la compañía Petrolera Santa Fe (hoy Pampa Energía) la exploración y explotación del yacimiento.

La firma que conduce Marcelo Mindlin pidió incorporarse a los no convencionales lo que abrió la discusión a una ampliación del convenio a 35 años. La oferta es que mediante el acuerdo de concesión de explotación no convencional de hidrocarburos se la autorice para ejecutar un plan piloto de hasta 5 años. Para ello, la compañía desembolsará, en ese lapso, 205 millones de dólares.

Además, ofrece un bono de explotación por 15 millones de dólares, por única vez, que se pagará a los cinco días hábiles siguientes al otorgamiento de la concesión. Otro ingreso será por el concepto de responsabilidad social empresaria, que se propone con 435.898 dólares.

Una de las cláusulas del acuerdo especifica que los Concejos Deliberantes tienen que respaldar la ampliación.

En ese sentido, el gobernador Gutiérrez dijo que el gobierno provincial “no se quedará con un peso” de las regalías y del bono de responsabilidad social empresaria.

Las proyecciones de la actividad para los no convencionales que propone Pampa Energía comienza con seis para este año hasta llegar a 19 en el 2021. En el anexo del convenio, figura cuáles son los planes de la compañía que tiene a su cargo la exploración y explotación del yacimiento El Mangrullo. Se describe que para este año se harán 5 pozos verticales y uno horizontal a la formación Vaca Muerta, lo que totaliza seis.

El programa para el 2019, propone cuatro verticales y uno horizontal a Vaca Muerta. Para el 2020 se proponen 2 verticales, uno horizontal a la formación Mulichinco y uno a Vaca Muerta. Para el 2021, dos verticales, uno horizontal a Mulichinco y uno a Tordillo.

Si la discriminación se hace de acuerdo a la inversión para este 2018, en perforación y complementación se desembolsarán 53 millones y de aquí a 2021, 174 millones de dólares.

En instalaciones de superficie serán 10 millones de dólares y en sísmica 25 millones de dólares. El convenio especifica que en cuanto a no convencionales, en shale y tight: esto es las formaciones Vaca Muerta, Molles, Lajas, Tordillo, se fijará el 12% durante el acuerdo y el programa piloto.

Uno de los principales puntos que se pusieron en discusión para la ampliación de la concesión para la explotación de no convencional fue la generación de mano de obra local. Más allá del personal que podrá desempeñarse en la actividad, las autoridades locales se garantizaron que se elabore un registro de proveedores y que la base de la empresa se instale y tribute aquí.

La generación de puestos de trabajo es una de las mayores preocupaciones que afrontan las autoridades de la comarca petrolera. Toda vez que del Enim se habla y más en esta ocasión, donde se ampliará la concesión orientada a los no convencionales, las voces de los vecinos se levantan para reclamar que se los incluya y se los tenga en cuenta. Entonces, el acuerdo estipula que Pampa Energía, “deberá emplear para el cumplimiento de las tareas a realizar en el área y accesorios, como mínimo un porcentaje del 85 % por ciento del total de los puestos de trabajo a personal propio, tercerizado, empresas contratadas y subcontratadas”.

Los funcionarios quieren que se aplique el “compre local” y entonces es que también previeron que esas empresas contratistas tienen que tener una residencia mínima de 5 años en Cutral Co o Huincul.

En cuanto a las obras y servicios que se requieran, el personal de todos los gremios involucrados en la actividad hidrocarburífera y personal no agremiado, se les dará preferencia a los prestadores locales, ante igualdad de cotizaciones y calidad. Por esta razón es que tanto Pampa Energía como el ente Enim elaborarán un registro de proveedores locales para ser considerados en las futuras licitaciones.

Otra cuestión son las “bases operativas” de las empresas, en cuanto a los no convencionales. Se pide que se radiquen en cualquiera de las dos ciudades, en un lapso de tres años. Y “tributar localmente todas las cargas municipales que correspondan”.

A la vez, la compañía tendrá que instrumentar los programas de certificación de oficios que existen en la ciudad, a través de la facultad Regional del Neuquén de la UTN.

Gentileza Revista Petroquímica