Buenos Aires (EP) 10 de Oct. – El gobierno propuso cancelar las diferencias diarias —unos US$ 350 millones— en favor de las petroleras con un título de deuda emitido bajo la línea de la Ley de Presupuesto. Se ampliaría el límite de emisión previsto en el artículo 56 del proyecto elaborado por el Ejecutivo, redactado inicialmente para cancelar otra deuda millonaria acumulada por el Plan Gas.

El gobierno ya comunicó oficialmente que dejará sin efecto la aplicación de un régimen de 24 cuotas que iban a cobrarse a partir de enero en las facturas de gas para cancelar una deuda millonaria acumulada con las empresas productoras de hidrocarburos por la brusca devaluación de la moneda.

La resolución 20 de la Secretaría de Energía, que dirige Javier Iguacel, publicada el viernes pasado, establecía que las diferencias diarias generadas en favor de las petroleras generadas por el impacto de la apreciación del dólar sobre los contratos de abastecimiento de gas se iban a devolver durante los próximos dos años. Sin embargo, frente al masivo rechazo a la medida desde la opinión pública y la oposición, el Ejecutivo volvió sobre sus pasos.

Allegados a la Jefatura de Gabinete comunicaron que el Estado se hará cargo de cancelar la deuda de las petroleras sin que eso repercuta en un aumento adicional para los usuarios. ¿A cuánto asciende la deuda con las productoras? Según indicaron a EconoJournal fuentes del sector privado, el monto oscila entre los 16.000 y 17.000 millones de pesos. El número fino depende del tipo de cambio que se utilice para calcular las diferencias diarias de septiembre, cuando el dólar trepó por encima de los 40 dólares.

¿Cómo se cancelará ese monto? Según explicaron allegados al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, se pagará en 30 cuotas mensuales también a partir de enero de 2019, pero bajo la órbita del artículo 56 de la Ley de Presupuesto que elaboró el gobierno. Esa norma autoriza al Ministerio de Hacienda a emitir títulos de deuda por hasta US$ 1600 millones para cancelar otra deuda millonaria con petroleras —fundamentalmente con YPF, Pan American Energy (PAE), Total y Wintershall—, en este caso acumulada por los subsidios impagos correspondientes a la aplicación en el año 2017 del Plan Gas (un programa creado por el ex ministro de Economía Axel Kicillof).

La alternativa que propusieron Frigerio e Iguacel para desactivar la crisis política generada por la resolución 20 consiste en abonar bajo ese mismo esquema las diferencias diarias acumuladas entre abril y septiembre de este año con las productoras. “El proyecto original contemplaba la emisión de US$ 1600 millones. El Ejecutivo propuso sumar US$ 350 millones adicionales en concepto de las diferencias diarias de este año. Nos parece una alternativa viable”, expresó el presidente de una petrolera ante la consulta de este medio.

Gentileza Econojournal