Río Negro (EP) 5 Dic. – El Poder Ejecutivo Provincial elevará a la Legislatura de Río Negro el proyecto de ley que impulsa la creación del Código de Tierras Fiscales y la derogación de las Leyes Q N° 279, Q Nº1452 y Nº 4905.

Se trata de leyes de los años 1961, como en el caso de la 279, mientras que la 1452 fue promulgada a principios de la década del `80, en plena Dictadura Cívico Militar.

El Código de Tierras Fiscales Provinciales es un cambio de paradigma basado en tres ejes fundamentales: modernización de previsiones legales, unificación normativa, y regularización de ocupaciones existentes.

Así, se reemplazará un desactualizado marco legal por un andamiaje normativo moderno, transparente, rígido y coherente. Se brindará protección específica en cuestiones ambientales y se estipula la transferencia automática a los Municipios de los terrenos urbanos.

Se propone un régimen de tierras fiscales que responda a todas las formas de producción, ampliando las posibilidades y usos de la tierra, las que podrán destinarse a la producción agrícola, pastoril, forestal, energética, minera, turística, industrial, tecnológica, mixta u otra.

De este modo, se pone a la tierra fiscal de la Provincia de Río Negro a disposición de las nuevas demandas y formas de explotación y producción para el desarrollo actual de la provincia. Se diagrama una arquitectura legal que habilita nuevas formas de adjudicación de la tierra en usufructo, procurando un reconocimiento legal al legítimo ocupante y preservando el patrimonio provincial a futuro, especialmente en inmueble.

De tal forma, se adecuan las leyes a las demandas actuales; se prevén las herramientas para el desarrollo productivo de la Provincia de las próximas generaciones; se protege el patrimonio público, limitando la discrecionalidad en la toma de decisiones de los funcionarios intervinientes; se otorga transparencia y publicidad a las titularizaciones; y se enfatiza la protección del medio ambiente.

Novedades y ventajas

Respecto a la regularización en zona rural, se incorporan nuevos rubros productivos, con los cual se brinda respaldo legal a diversas disciplinas, tales como la agricultura, ganadería, forestación, turismo, minería y desarrollo tecnológico, entre otras.

También se amplía el perfil del adjudicatario, que contempla agricultura familiar, PYMES, estimula el asentamiento de grandes empresas productivas, y se habilita como adjudicatarios a clubes, asociaciones civiles y cooperativas.

Entre las novedades, con consentimiento de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, la Provincia podrá extender los permisos de usos y aprovechamiento de frutos por períodos extensos, pero sin desprenderse de la titularidad del predio.

Además, se establece la transmisión de tierras fiscales provinciales ubicadas en cascos urbanos de Municipios a autoridades locales para fortalecer su autonomía, permitiendo el desarrollo urbano y agilizando el acceso a la vivienda. Así, se fortalecerán los Municipios, al transferir la administración y disposición de terrenos ubicados en su propia ciudad.

Gentilza Prensa Gobierno Río Negro