Neuquén (EP) 21 de Junio. – Mientras la producción de petróleo sigue en baja, el gas se muestra como la principal fuente de ingresos que recibe Neuquén por regalías. En el mes de mayo, se recaudaron 1675 millones de pesos por la producción de gas en mayo pasado y 326 millones por el petróleo producido por las operadoras.

Desde enero a mayo del 2017, se registraron caídas en la producción de petróleo y aumentos en la de gas, de acuerdo con los datos oficiales del gobierno provincial a los que accedió el diario LM Neuquén.

Según los números, en Petróleo: Neuquén percibió 1749 millones de pesos, por los 2508,1 Mm3 que oficialmente se produjeron en la cuenca neuquina ($1972 millones y 3258 Mm3 en el 2016, en el mismo lapso).

En el caso del gas, $2322,8 millones y 8251,5 MMm3 para el los primeros cinco meses de este año (1382 millones y 7931,8 MMm3 en el 2016).

También se señala que la mayor recaudación recibió el impacto de un aumento del precio del dólar, si bien en términos de producción hay un leve impulso del gas que acentúa la tendencia que se registraba el año pasado.

Las regalías se calculan en base a la cotización del Banco Nación, del día 14 de cada mes. Mientras para el período en cuestión en el 2016 la divisa osciló entre los $13,25 y los $14,15, en el corriente año pasó de los 15,85 de enero a los 15,44 de mayo.

En el gobierno provincial no esperan que la tendencia se modifique en los próximos meses, mientras aguardan que los proyectos más importantes anunciados durante este año empiecen a notarse en el nivel de recaudación en el 2018.

La tendencia del crudo será a la baja o, en el mejor de los casos, a mantener la producción actual, en un contexto en el que las principales empresas hacen malabares con la ecuación de costos en yacimientos convencionales.

La salida del barril criollo a u$s 67,50, el paraguas protector del precio que establecía que a las operadoras se les reconocía un valor por encima del internacional, actuará en ese sentido, mientras el valor a nivel internacional quede en los estándares actuales, rondando los u$s 45 dólares y con algunas oscilaciones.

En el caso del gas , la explotación no convencional puede liquidarse a un precio diferencial mayor, podría ser un aliciente para una mayor producción del fluido en la cuenca neuquina.

En un marco de incertidumbre sobre el barril del petróleo en los próximos años, el fluido es de las pocas certezas que hay en el mapa de los hidrocarburos nacionales. Más aún con la garantía hasta el 2021 de un horizonte de precios que arrancará el año que viene en 7,50 dólares por millón de BTU y terminará tres años más tarde en torno a los 6 dólares.

Igualmente, la última palabra la siguen teniendo las empresas, que en materia de regulaciones recibieron un fuerte espaldarazo del gobierno nacional, el provincial y el sindicato petrolero: reclamaron y obtuvieron una modificación del convenio colectivo para los no convencionales, que de todos modos sigue siendo resistido en los yacimientos.

En este contexto, lo crucial para lograr un incremento en las regalías que obtiene la provincia es el ingreso de inversiones para expandir el horizonte de su base recaudatoria con los hidrocarburos, no sólo por la vía de las regalías sino también a partir de ese círculo virtuoso que viene atado al desarrollo petrolero.

Todas las operadoras del sector coinciden en que las condiciones están dadas. Sin embargo, los plazos de la industria no suelen coincidir con las necesidades financieras de las provincias.

Vaca Muerta News