Buenos Aires (EP) 10 de Ene. – La construcción de viviendas ecológicas creará una oportunidad de inversión estimada de US$ 4.1 billones en América Latina.

Un nuevo informe de IFC, miembro del Grupo del Banco Mundial, destaca cómo los inversores pueden aprovechar el enorme potencial de los edificios ecológicos. El informe, Edificios verdes: un plan financiero y de políticas para los mercados emergentes, señala que para 2030, solo en los mercados emergentes, los edificios verdes ofrecerán una oportunidad de inversión de $ 24.7 billones, lo que estimulará el crecimiento económico y acelerará el desarrollo sostenible.

“La mayoría de este auge de la construcción ocurrirá en los mercados emergentes, particularmente en países de ingresos medios que experimentan un alto crecimiento demográfico, una rápida urbanización y un crecimiento de los ingresos. La construcción ecológica es una de las mayores oportunidades de inversión de la próxima década que puede estimular el crecimiento económico bajo en carbono y crear empleos calificados en las próximas décadas”, señala Alzbeta Klein, directora de Climate Business en IFC.

El informe destaca los claros beneficios financieros que los inversores, bancos, desarrolladores y propietarios, incluidos los gobiernos, pueden esperar al ingresar al mercado de la construcción ecológica. Los edificios ecológicos tienen primas de venta sustancialmente más altas, hasta un 31 por ciento más, y se venden más rápidamente que los edificios tradicionales. Además, los edificios verdes mantienen tasas de ocupación más altas, hasta un 23 por ciento más altas que los edificios convencionales y ofrecen mayores ingresos por alquiler. Al consumir menos agua y electricidad, los costos operativos son hasta un 37 por ciento más bajos que los edificios tradicionales. Cuando las características ecológicas se incorporan temprano en el diseño del edificio, el costo de la construcción ecológica puede variar desde ahorros de medio por ciento a 12 por ciento en costos adicionales.

Además, el informe señala que los edificios verdes pueden ser un fuerte impulsor del crecimiento económico, generando más de nueve millones de empleos calificados en los sectores de energías renovables y construcción para 2030. Actualmente, los edificios verdes representan solo el 8 por ciento del sector de construcción y renovación indicando un vasto potencial de crecimiento.

Con respecto a América Latina, el informe destaca que para 2030 la construcción de viviendas ecológicas creará una oportunidad de inversión estimada de US$ 4.1 billones en edificios ecológicos.

El informe de IFC destaca las mejores prácticas de y para inversores, bancos, gobiernos, desarrolladores y propietarios, y proporciona un plan de inversión para ampliar los edificios ecológicos en los mercados emergentes.

Agregan que cambiar los préstamos y las inversiones hacia edificios ecológicos permitirá a los inversores aprovechar esta importante oportunidad de inversión. También ayudará a construir carteras de inversión inmobiliaria más sólidas y resistentes a los riesgos financieros, regulatorios y de reputación asociados con la transición a economías bajas en carbono. Los gobiernos se beneficiarán financieramente de la transición a la construcción verde, y el cambio también los ayudará a cumplir sus objetivos sociales y ambientales.

El contexto indica que a nivel mundial el 28 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero provienen del uso de energía en los edificios, lo que los convierte en una parte importante para ayudar a los gobiernos a alcanzar sus objetivos de cambio climático.

https://www.comunicarseweb.com/