Buenos Aires (EP), 06 de septiembre 2021. Argentina se suma a la propuesta de un acuerdo global para enfrentar la basura marina y la contaminación plástica.

Fue en el marco de una conferencia mundial que abordó la problemática y de la que participaron funcionarios de la cartera de Ambiente nacional.

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, que conduce Juan Cabandié, a través de Sergio Federovisky, secretario de Control y Monitoreo Ambiental, participó de la Conferencia Ministerial sobre Basura Marina y Contaminación Plástica que convocó a autoridades ambientales y gobiernos del mundo para dar un paso firme y reforzar el compromiso de establecer un nuevo acuerdo global que abarque la gestión ambiental de los plásticos para reducir el impacto sobre los ecosistemas acuáticos.

La basura marina y la contaminación constituyen un grave problema ambiental. Su impacto no reconoce fronteras, convirtiéndose en un desafío global que debe ser abordado por todos los gobiernos de manera coordinada.

Más de 12 millones de toneladas de residuos plásticos terminan en nuestros océanos cada año, donde la vida silvestre marina la ingiere o se enreda con estos desechos, causando lesiones y muertes. La contaminación plástica también tiene impactos negativos en la seguridad y calidad de los alimentos, la salud humana y el turismo costero, además de contribuir al cambio climático. No obstante, el flujo de plástico hacia el océano continúa y se prevé que casi se triplique para 2040 si no se toman nuevas acciones urgentes.

En respuesta a este desafío global, la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (ANUMA) creó un grupo de expertos (AHEG) para evaluar las posibles medidas de respuesta global, considerando los mecanismos de cooperación y acuerdos internacionales existentes y evaluando la posibilidad de desarrollar un nuevo marco global.

Bajo este marco, la cartera de Ambiente nacional participó del grupo de expertos que trabajó durante cuatro años y concluyó que los mecanismos existentes para afrontar la problemática no son suficientes, por lo que deben ser fortalecidos. Asimismo, se reforzó la necesidad de accionar a escala mundial de manera urgente.

Tomando las conclusiones de este trabajo, los gobiernos de Ecuador, Alemania, Ghana y Vietnam organizaron de forma conjunta la Conferencia Ministerial sobre Basura Marina y Contaminación Plástica, celebrada el 1 y 2 de septiembre. El encuentro tuvo como objetivo lograr el consenso de cara a la próxima ANUMA para aprobar la constitución de un Comité de Negociación Internacional e iniciar conversaciones orientadas a lograr el futuro acuerdo global.

Durante el segmento de alto nivel, Federovisky enfatizó que “para hacer frente a este problema, se debe considerar un abordaje integral”, además consideró que “los cambios necesarios y las líneas de acción que se establezcan deberán tener en cuenta el ciclo de vida de los plásticos en su totalidad”. “En particular, entendemos que hay cuatro ejes principales en los cuales se debe enfocar los esfuerzos: la producción sustentable, el consumo responsable, la gestión integral de los residuos y la mitigación del impacto sobre los ecosistemas”, sostuvo.

Asimismo, concluyó su intervención afirmando que “Argentina apoya, como muchos otros países, dar inicio a las negociaciones para un futuro acuerdo global que aborde la problemática de los plásticos de una manera integral”. De esta manera, nuestro país se suma al resto del mundo para establecer un nuevo acuerdo global sobre contaminación plástica que, de haber consenso global, comenzará a negociarse en 2022.

En la Conferencia Ministerial participaron también, en representación del Ministerio de Ambiente argentino, Martín Illescas, director nacional de Cooperación Internacional, y Oscar Taborda, director nacional de Sustancias y Productos Químicos.

Fuente: Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible