Neuquén (EP) 27 de Mayo. – Indarsa y Comarsa están intimadas por la Subsecretaría de Ambiente a trasladarse a Añelo, pero incumplen los planes de cierre. Los compromisos datan desde fines del 2015.

Una montaña de basura contaminante, originada por industria hidrocarburífera, recorta el perfil de la planta de Comarsa.

Otra vez no van a cumplir. Comarsa e Indarsa desde hace un tiempo se ven envueltas en idas y vueltas que ellas conducen. Ambas empresas de tratamiento de residuos petroleros deben presentar planes de cierre para dejar el Parque Industrial de esta capital y trasladarse a Añelo.

El año pasado, después de repudios, diputados que denunciaban y solicitudes de la Subsecretaría de Ambiente lo hicieron, pero a menos de nueve meses deben reformularlas.

Comarsa presentó el plan en agosto del año pasado, con un programa que arrancaba en septiembre y ya tenía demoras antes de empezar a andar.

El diputado Santiago Nogueira (Libres del Sur) aseguró que la propuesta indica que el 30 de junio dejará de recibir el material de descarte, pero “no es el primer cronograma que presentan, una versión anterior decía que en octubre del año pasado se cerrarían las puertas y no se cumplió”.

Cuando se planteó el traslado de ambas empresas a Añelo surgió la necesidad de que se presente un plan de cierre. A partir de ahí se presentaron cronogramas en los que la fecha se debió actualizar, porque no se llegaba a cumplir los plazos.

Desde Medio Ambiente explicaron que, en el caso de Comarsa, no podían dejar de recibir en Neuquén si no se daba el alta en Añelo y las demoras allá provocaron las de acá. Por otra parte, al ver la cantidad de residuos acopiados, era evidente que no respetaría los tiempos. Por eso deben ajustarlo.

Comarsa está más al día, en comparación con Indarsa, que desde el primer plan inicial nunca lo actualizó.

En el cronograma que había presentado a fines del 2015 estableció etapas. Incluso, una de ellas estipula como ítem a cumplir la “presentación del plan de cierre”, pero avanzó el tiempo, las etapas quedaron atrás y pese a que se lo solicitaron, no lo volvieron a presentar.

“Si hay imponderables deben modificarlo. El plan es teórico y en la práctica puede cambiar. Iniciamos acciones legales por no dar respuestas a los requerimientos. Este año se notificó a Indarsa por cédula y ante la negativa se determinó correr traslado y veremos la acción legal que sigue”, dijo el ingeniero en ecología Juan Dorca, de Residuos especiales de Medio Ambiente.

Los principales puntos que piden se actualicen son: el cierre del ingreso de residuos, el fin del procesamiento –con sus emisiones gaseosas–, y la fecha en que se levantarán las instalaciones. En este es un punto pidieron a ambas empresas que detallen más el plan de cierre.

En este sentido Comarsa informó que dejará las oficinas, pero en el caso de Indarsa no sabe qué tiene planeado hacer.

Para dejar de operar en Neuquén deben empezar a hacerlo en el Parque Industrial de Añelo. Este es otro de los pedidos exigidos por Medio Ambiente.

“El plan de cierre es teórico y en la práctica puede cambiar. Pero si hay imponderables tienen la obligación de notificarlos”. Juan Dorca, de Residuos Especiales de la Secretaría de Medio Ambiente.

Fuente Diario Rio Negro