Río Negro (EPatagonicas) 05 de Septiembre. – Con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se había puesto en marcha el año pasado la remediación de plomo de una vieja explotación minera en San Antonio. Pero hubo incumplimientos y se tuvo que rescindir el contrato con la empresa que había ganado la licitación. Ahora, la Nación, la Provincia y el Municipio efectuaron el compromiso de relanzar el proyecto y cerrar este pasivo medioambiental con altos riesgos para la salud de los sanatonienses.

El subsecretario de Medio Ambiente de la provincia, Guillermo Ceballos, ratificó que con acuerdo de la Nación, la Provincia y el Municipio de San Antonio Oeste se rescindió el contrato a la firma Ezequiel Wálter Silva (EWS), por retrasos e incumplimientos en la remediación de plomo de la ex Mina Gonzalito, que fue acopiado en el ingreso de esa localidad por la ex empresa fundidora Geotécnica.

Estimó que en función de los requerimientos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), se prevé una nueva licitación abreviada, que a partir de la convocatoria podría llevar un plazo de dos meses para definir una nueva empresa.

Ceballos informó a la agencia APP que éste es uno de tres casos en la Argentina de remediación de pasivos ambientales mineros, con financiamiento internacional, puntualizando que “la semana pasada lo que se hizo fue anunciar al público la rescisión del contrato con la empresa que había sido adjudicada en la licitación que había llevado adelante la anterior gestión de la Secretaría de Minería de la Nación por una diversidad de incumplimientos”.

Agregó que “se reformularon algunos compromisos entre los estamentos que participan, Nación, Provincia y Municipio, con miras a la continuidad de la obra”, lo que implica llevar adelante una nueva licitación.

Explicitó que de acuerdo a los requerimientos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que financia la remediación, se podría instrumentar una licitación abreviada “que llevará un par de meses”.

Indicó que el objetivo es adjudicar a una empresa que acredite responsabilidad y celeridad para ejecutar los trabajos.

“Hay gente capacitada y con experiencia que trabaja este tipo de obras”, consignó.

Explicó que el proyecto seguirá siendo el mismo, volcar los residuos en el repositorio de Mancha Blanca, con requerimientos vinculados a un reaseguro de no contaminación y protección del medio ambiente.

Indicó que desde el organismo hay un cuerpo importante de inspección de las tareas de empresas mineras y petroleras, “y estamos satisfechos de este trabajo”, más allá que hay un mayor cuidado de la temática medioambiental que hace 30, 40 ó 50 años. “Se trabaja con otros sistemas más modernos y lo hacen responsablemente”.

Consideró a la vez que es posible la convivencia en el Alto Valle de la fruticultura y el petróleo, donde hay inspectores en forma permanente en los pozos.

El plomo al que se alude proviene de Mina Gonzalito, y fue acopiado en el ingreso a San Antonio por la ex empresa fundidora Geotécnica. Su existencia es altamente nociva para la salud porque se aspira junto al polvo en suspensión. En febrero del año pasado se firmó el contrato con la firma EWS, que debía encargarse de removerlo y trasladarlo a una celda ubicada en el paraje Mancha Blanca, en la que se realizará la disposición final. Sin embargo esa empresa no completó ni siquiera la primera etapa del proceso, consistente en la elaboración de la celda o foso de contención.

Fuente APP Noticias