Punta Arenas Chile (EP) 26 de Jun. – En total fueron 56 planes de manejo que benefician a ganaderos y agricultores.

En los últimos días, las cuatro provincias de la Región de Magallanes fueron beneficiadas con los fondos disponibles del Sistema de Incentivos para la Sustentabilidad Agroambiental de los Suelos Agropecuarios, Sirsd-S.

“La iniciativa busca aumentar la productividad de los campos, transformando y mejorando los suelos degradados, en terrenos fértiles y aptos para el trabajo silvoagropecuario”, comentó Petar Bradasic, director (s) de Indap en Magallanes.

El Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap) aprobó 56 planes de manejo distribuidos en las provincias de la región austral por un monto de más de $185 millones, de los cuales $27.052.284 corresponden a recursos provenientes del convenio suscrito con el Gobierno Regional de Magallanes.

Bradasic aseguró que “en los últimos años los recursos del Sirsd-S han ayudado a aumentar la productividad de los campos y los pequeños ganaderos están conscientes de su importancia”.

A su vez, agregó que la calidad del suelo es la base para desarrollar una buena agricultura y ganadería, de ahí que cuidar, proteger y recuperarlos son parte de la política de sustentabilidad que promueve el Instituto de Desarrollo Agropecuario. “Nuestra preocupación es mejorar la rentabilidad de los productores, pero también cuidar los recursos y devolver la calidad a la tierra”, precisó Bradasic.

Otro punto relevante expuesto por el director fue el tema de la recuperación de suelos. Al respecto, explicó que a través de especies forrajeras como la alfalfa y praderas mixtas de pasto ovillo, han permitido transformar zonas totalmente degradadas en tierras productivas. A la fecha, sólo en Tierra del Fuego, hay más de 500 hectáreas sembradas y suelos recuperados.

Asimismo, Bradasic indicó que “la degradación de los suelos limita la productividad, la competitividad y afecta de forma violenta la rentabilidad de los pequeños ganaderos y agricultores de la zona”.

Beneficios

La provincia de Última Esperanza destacó con la aprobación de 21 planes de manejo, por un monto que alcanza los $56.825.867.

En el caso de Tierra del Fuego, la iniciativa aprobó un total de 15 planes de manejo, por un monto de $46.241.288.

En tanto, la comuna de Cabo de Hornos obtuvo dos planes de manejo por un monto de $5.597.767, mientras que en la provincia de Magallanes fueron beneficiados con un total de 14 planes de manejo, por un monto de $49.387.931.

Además, se financiaron cuatro planes de manejos con recursos provenientes del convenio GORE- Indap, por un monto total de $27.052.284.

Gentileza Diario El Pinguino