Neuquén (EP) 04 Mar. – El vivero de especies nativas se llevará adelante en Challacó, y está destinado a remediar los suelos afectados por la actividad hidrocarburífera, capacitando a los pobladores rurales en las técnicas de producción y cuidado de las plantas.

El proyecto lo impulsó la Fundación de la Universidad Nacional del Comahue para el Desarrollo Regional (FUNyDER) y el Laboratorio de Rehabilitación y Restauración de Ecosistemas Áridos (LARREA) de la Facultad de Ciencias del Ambiente y la Salud, junto a la Asociación de Fomento Rural de Challacó, con el apoyo de la Secretaría de Estado del Copade de la provincia de Neuquén y el financiamiento del ex Ministerio de Ciencia y Tecnología, a través de un proyecto PFIP espro (eslabonamiento productivo).

La responsable de llevar adelante el proyecto y coordinar las capacitaciones es la docente e investigadora del laboratorio LARREA licenciada Florencia González.

La investigadora destacó que “los proyectos son de capacitación en viverización en zonas de actividad hidrocarburífera, con la intención de remediar el daño que genera, trabajando las maneras de revertir el impacto en la vegetación y la fauna, con la recuperación del suelo. Para esa actividad de recuperación se necesitan plantas nativas y los viveros comerciales no las venden, recién ahora empiezan a surgir algunos emprendimientos privados que viverizan plantas nativas, cuando se iniciaron las capacitaciones en el 2010 no había nada y la idea del laboratorio fue dar el conocimiento de primera mano a la sociedad”.

González explicó que la puesta en marcha de los viveros tiene dos etapas. Los pobladores “no tienen provisión de agua, entonces necesitaban financiamiento para realizar la exploración y la perforación para obtener agua y a partir de ahí hacer la capacitación sobre especies nativas, ellos están en una zona de explotación hidrocarburífera así que hay muchas empresas que requerirían las plantas para realizar la remediación de sus áreas y además podrían utilizar el agua para sus animales”.

Para este proyecto está prevista una inversión de $ 2.464.000 y el subsidio de la línea nacional alcanza los $1.484.200. El laboratorio, que dirige el doctor Daniel Pérez viene realizando capacitaciones de este tipo desde el año 2010 y ya ha realizado experiencias exitosas en Aguada San Roque, Añelo, la zona oeste de Neuquén y Cutral Co

https://www.diariamenteneuquen.com.ar