Neuquén (EP), 23 de diciembre 2021. “No hubo remediación de Comarsa y hace cuatro años que los vecinos pagan las consecuencias”. El defensor del Pueblo de la ciudad de Neuquén, Ricardo Riva, se refirió al amparo por daño ambiental que tuvo el aval de la Justicia. Señaló que el Municipio no controla a la empresa.

El defensor del Pueblo de la ciudad de Neuquén, Ricardo Riva, se refirió al amparo por daño ambiental que presentó ante la Justicia contra el basurero petrolero que operaba la firma Comarsa  y afirmó que en todos estos años no hubo remediación del lugar.

“En 2017 se presentó la denuncia penal. Hoy estamos en 2021 y los vecinos siguen sufriendo las consecuencias: el olor es impresionante y no hay dimensión de la gravedad de la situación”, dijo Riva en una comunicación con Patagonia Shale.

El defensor se refirió a la denuncia judicial que hace cuatro años ordenó a la empresa la biorremediación de la zona y una multa millonaria por los daños causados. Además, sostuvo que tampoco se hizo cumplimiento del decreto provincial 2263 que establece las normas para el tratamiento de residuos especiales.

“Entendimos que un amparo era la vía adecuada para canalizar el reclamo de los vecinos que viven en esa zona y por eso lo planteamos, analizando todos los antecedentes que ya existían en contra de la empresa”, señaló Riva.

Pese a que esta semana se conoció que la iniciativa que solicita el cierre total y definitivo de la empresa recibió el aval de juez Sergio Cosentino, Riva comentó que en las últimas horas el Municipio de Neuquén solicitó a la Justicia una prórroga de 10 días para reunir la documentación correspondiente.

“Esta ampliación de los plazos significaría que el cumplimiento del amparo se pospondría para después de la feria judicial y nosotros estamos pensando en la calidad de vida de las personas. Por eso, pedimos al juez que tome las medidas cautelares y que luego avance con esos plazos. Estamos hablando de cuestiones ambientales y de la salud de la gente y el Municipio tira la pelota afuera, cuando debería ejercer el poder de policía”, señaló.

En este sentido, Riva detalló que las cautelares que acompañan la denuncia solicitan la instalación de medidores de la calidad del aire, tanto en la empresa como en lugares aledaños, para mantener informada oficialmente a la ciudadanía.

Además, pidió que se inste a una urgente intervención “para garantizar la no volatilización de los barros producidos por la industria petrolera y/o fracking acopiados en las instalaciones de la empresa; y que se extremen las medidas para evitar olores nauseabundos del proceso de remediación de los pasivos ambientales dentro de Comarsa”, como así también la relocalización de los vecinos que residen en cercanías al predio de la planta.

“Queremos avanzar lo antes posible y que el proceso se haga de forma transparente para que todos los vecinos de la ciudad puedan estar informados e involucrados. Como Defensoría del Pueblo encaramos esta denuncia luego de tantos incumplimientos desde el Ejecutivo provincial como del Municipal porque no se cumplió con el traslado, con los controles ni con la remediación”, cerró Riva.

Fuente Patagonia Shale

Fotografia Perfil