Santa Cruz (EP) 28 de Sept. – Hace un año que la provincia encubre, silencia y resguarda derrames de cianuro en el Proyecto minero El Tranquilo.

El encubrimiento de las acciones de las empresas mineras en Santa Cruz no es novedad para OPI, que desde el año 2005 viene informando sobre el avance indiscriminado y sin sustentabilidad de la minería en la provincia, de la mano de cada gobierno provincial que ejecuta leyes a favor de las multinacionales, incumple leyes ambientales y encubre o justifica accidentes y/o derrames de líquidos cianurados, roturas de mallas geotérmicas en los diques de cola, etc. A lo largo de todos estos años hemos sido el único vector de información sobre este tipo de anormalidades y aún así la impunidad para el sector de la minería sigue en pie.

Ya hace un año que en el proyecto CAP OESTE – El Tranquilo en proximidades de Perito Moreno hubo un incidente donde material cianurado se filtró hacia el terreno, produciendo una contaminación que actualmente no se tiene mensurada y que la misma ocurrió debido a la falta de responsabilidad empresaria, la falta de control oficial y la connvencia entre el Estado y las empresas, para saber disimular, ocultar o encubrir, cualquier tipo de incidentes que pondría a las empresas en serios riesgos por incumplimiento de las leyes ambientales.

A raíz de ello hace unos meses la diputada de Encuentro Ciudandano Gabriela Mestelán, hizo una presentación en la Legislatura provincial de un proyecto con el fin de pedir informes al gobierno y a la Secretaría de Medio Ambiente sobre lo actuado en tales circunstancias y con la oposición del Frente para la Victoria /PJ de ser tratado sobre tablas, el mismo pasó a comisiones y allí duerme el sueño de los justos. Hay una explicación: los diputados K cumplen órdenes del Ejecutivo que es el principal interesado en resguardar a las mineras de cualquier contingencias judiciales y más aún cuando se trata de derrames cianurados.

El 31 de octubre de 2017 la Secretaría de Minería de la provincia realizó una inspección al lugar, luego que previamente la empresa Patagonia Gold SA había realizado un informe preliminar, indicando el incidente. Sin embargo, el grupo ambientalista de “NO a la Mina de Esquel” y “Vecinos de Santa Cruz NO a la mina”, rescataron la información y le dieron difusión al Acta de Inspección de la autoridad de aplicación en la cual señalaron los siguientes puntos:

A continuación vamos a transcribir los puntos que se dejaron asentadas en el Acta de Inspección lo cual constituye un hecho gravísimo, debido, precisamente a las falencias detectadas, que superaban con creces las novedades informadas en primera instancia por la propia minera:

 

– No se han cumplido los requerimientos realizados en el informe del acta de inspección de fecha 21 de febrero del presente año.

– Sobre el camino de acceso al yacimiento, (F1) se ha abierto una cantera de árido de gran dimensión sin tener el correspondiente permiso ambiental de esta Secretaría.

– El área afectada por el derrame de cianuro (tres puntos de afloramiento de solución) es superior a lo informado por la empresa, ya que se observa movimiento de suelo cubriendo gran parte del derrame (F2, F3).

– El personal involucrado en las soldaduras de las membranas de la pila, no poseen certificación de aptitud para la realización de estas tareas.

– En la mayoría de las áreas recorridas se observa un gran desorden, en especial en talles de flota pesada. No hay una segregación de residuos y chatarra en general. Existen contenedores Bing sin identificación conteniendo residuos peligrosos al aire libre sin contención o protección. (F4, F13, F 14. F 16).

– En este sitio, la pileta de contención esta en mal estado, presentando fisuras que permiten la salida de aceite e hidrocarburos hacia el subsuelo (F 12). La misma posee residuos plásticos flotando y otros. No tiene pintura epoxi de contención. Restos de residuos varios en los alrededores de esta. La pileta de contención del tanque de residuos peligrosos con rajaduras y sin cobertura epoxi (F12, F 15).

– El container que es empleado como depósito de herramientas (F 14, F 16), se encuentra ocupado con restos varios (basura) sin cumplir la función por la cual fue construido. El sistema eléctrico e Iluminación se encuentra en mal estado. Existe un alto riesgo de seguridad en el trabajo, falta orden y limpieza en su entorno (F 13).

– Tambor con absorbente en planta de combustible empleado para depositar basura de todo tipo (F 11). Bolsas rojas conteniendo residuos peligrosos sin retirar en planta de combustible y recipiente plástico (F 8) abierto en su parte superior con combustible ubicado en contacto con fuente eléctrica.

– Planta de combustible (F7, F 8) en sector talleres con container plástico alojando aceite en estado no apto y filtros desechados en su interior en lugar de estar depositados en el patio de residuos y cubiertos con una caja de madera en mal estado. Las piletas de contención saturadas de hidrocarburos y con residuos metálicos en su interior (F 9, F 10). Falta de mantenimiento y conservación, piso contaminado con hidrocarburos y cables del generador eléctrico hacia los tanques, sueltos y puesta a tierra mal diseñada (F 7, F 10).

– Patio de residuos peligrosos (F 17) con piso fracturado, sin cobertura de pintura epoxi, pendiente de drenaje hacia pileta de contención en sentido equivocado, cartelería caída. Se había requerido, en el acta antes mencionada, su cercado perimetral con cartelería adecuada. La misma no de cumplió y de observa acumulación excesiva de residuos peligrosos sin tratar.

– Sector trailers dormitorios (campamento) con falta de mantenimiento, conservación y orden. No se respeta el horario de silencio y orden.

– Se deja constancia, la falta de personal auxiliar en el área de medio ambiente que de apoyo a las áreas diarias necesarias en el proyecto.

 

A pesar de tal lapidario informe emitido por los auditores oficiales, el gobierno de la provincia, a un año de esta determinación no hizo pública la información, amparando decididamente a la empresa minera, manteniéndola al margen de su responsabilidad social y ambiental, mientras a las poblaciones de impacto las somete a los peligros de la contaminación con metales pesados. Esto no es nuevo. En el 2009 OPI hizo la primera nota sobre las prospecciones de Patagonia Gold en las áreas sobre el Río Pinturas y también editó varios videos sobre el tema minería a cielo abierto y contaminación. Hoy, lamentablemente, se cumplen aquellos tristes pronósticos que en su momento pocos o nadie creía y no supieron evitar a tiempo.

Gentileza Agencia OPI Santa Cruz