Punta Arenas Chile (EPatagonicas) 01 de Dic. – Datos satelitales de un evento observado en 2015 revelan que el derretimiento de hielo está ocurriendo no solo en las costas, lo que podría generar un aumento importante en el nivel del mar.

Nuevos datos relacionados a un desprendimiento de hielo están generando preocupación en la comunidad científica, ya que demuestran que el derretimiento de la capa de la Antártica no solo está ocurriendo en las cosas, lo que contribuye a su desestabilización. Expertos de la Universidad de Ohio analizaron imágenes satelitales de la capa de hielo de la Antártica Occidental, notando que el origen de un desprendimiento ocurrido entre julio y agosto de 2015 estuvo en una grieta que se generó en el glaciar.

Lo preocupante es que la grieta se generó a 32 kilómetros del borde de la capa de hielo, apareciendo porque agua del océano se metió debajo del hielo y empezó a derretirlo desde adentro. La grieta se desarrolló durante dos años, para terminar en el desprendimiento del iceberg a mediados de 2015. El trozo desprendido tenía un área de 582 kilómetros cuadrados. “Es generalmente aceptado que ya no es un tema de si la capa de hielo de la Antártica Occidental se va a derretir, es una cuestión de cuándo”, declaró Ian Howat, estudio del líder y profesor asociado de la Universidad Ohio State. “Este tipo de comportamiento de grietas entrega otro mecanismo para el retiro rápido de estos glaciares, sumándose a la probabilidad de que veamos un colapso significativo de la Antártica Occidental durante nuestro periodo de vida”, agregó.

Si bien estos comportamientos no se habían visto en la Antártica, pero sí se observado en la capa de hielo de Groenlandia. “Las grietas se forman usualmente en los márgenes de una estructura de hielo, donde el hielo es delgado y sujeto a trizaduras que lo separan. Sin embargo, este último evento se produjo por una frieta que se originó al centro de la estructura y se propagó a los márgenes”, explicó Howat. “Esto implica que algo debilitó el centro, siendo la explicación más probable que se originó al nivel de la base por un océano que aumenta su temperatura”.

El surgimiento de este tipo de eventos en la Antártica Occidental genera preocupación porque es una zona particularmente inestable, según estudios citados por Ohio State, que indican que su colapso podría elevar en tasta tres metros el nivel del mar. Esto obligaría el desplazamiento de 150 millones de personas que viven en ciudades costeras alrededor del mundo.

Fuente: Emol