Buenos Aires (EP) 19 Nov. – 4 de cada 5 incendios forestales se producen por actividades humanas, como fogones en lugares prohibidos o brasas y cigarrillos mal apagados.

Las altas temperaturas y la vegetación seca aumentan las posibilidades de incendios.

Para ayudar a evitarlos, tené en cuenta estos consejos:

 

No hagas fuego debajo de los árboles ni en ningún lugar que no esté permitido.

No dejes botellas ni latas tiradas, pueden hacer efecto lupa y desencadenar un incendio.

No tires colillas de cigarrillos en la naturaleza. Además de provocar un incendio, contaminan y hacen daño a los animales y plantas.

Si ves una fogata mal apagada, no le arrojes tierra: sólo agua.

Llamá al guardaparque ante una emergencia.

 

Hacé fuego solo en los lugares habilitados.

Si estás haciendo fuego en los lugares habilitados, nunca lo pierdas de vista.

Al hacer fuego en lugares habilitados, tené siempre a mano recipientes con abundante agua.

Nunca hagas fuego debajo de los árboles.

Para apagar el fuego correctamente:

 

Hacelo con abundante agua, nunca con tierra.

Remové las cenizas para verificar que no queden brasas encendidas.

Echá agua sobre la fogata y sus alrededores.

Asegurate que los restos de la fogata queden fríos.

 

No arrojes colillas de cigarrillos ni fósforos al piso en áreas protegidas. Esto puede ocasionar incendios.

Controlá que el viento no arrastre chispas a los árboles y pastizales cercanos.

Utilizá sólo leña seca y caída que pueda cortarse con la mano. No cortes ramas verdes.

Llevate tu basura. Las latas y vidrios pueden actuar de lupa y provocar incendios.

QUÉ HACEMOS EN CASO DE INCENDIOS FORESTALES

 

No arrojes colillas de cigarrillos ni fósforos encendidos sobre suelo de áreas rurales. Podrías causar un incendio forestal.

Si vivís cerca de bosques o en el campo, mantené los alrededores de tu vivienda despejada de arbustos y desechos.

No enciendas fogatas ni fuego en zonas cercanas a pastizales y bosques.

Si es imprescindible encender fuego, tené siempre las siguientes precauciones:

El lugar debe estar despejado de pasto, ramas, árboles o elementos que puedan arder.

Delimitá la zona del fuego (considera arena, ladrillos, zanjas) para impedir o evitar que se propague.

Disponé siempre de elementos para apagarlo (tierra/agua).

Evacúa inmediatamente el área del incendio.

Para evacuar, procurá cubrirte boca y nariz con un paño, para no inhalar humo.

Mientras evacúas, observá permanentemente el comportamiento del fuego.

Entrá a la aplicación de Ambiente Móvil y emití un alerta inmediata

Si la autoridad determina la evacuación, acatá las indicaciones.

Procurá caminar cerca de aguas abiertas poco profundos (ríos, lagos o lagunas), que podrían servirte como vías de evacuación.

No vuelvas a un área quemada. Los sitios calientes pueden reactivarse sin previo aviso.

Mantenete informado y respeta las indicaciones de la autoridad.

 

Gentileza argentina.gob.ar – Patagonia Ambiental