Buenos Aires (EP), 10 de septiembre 2021. Empresas e instituciones de la industria petroquímica decidieron embarcarse en un ambicioso proyecto conjunto que promueve una estrategia destinada a convertir a la industria de los plásticos en la Argentina en una “economía circular”, afirmada en una sociedad de consumo responsable y del reciclado en donde los residuos son recursos que se pueden reutilizar como materias primas o productos finales. Como gustan describir en el sector, es darle una segunda o más vidas al hidrocarburo a través de productos 100% reciclados que vuelven a ser materia prima virgen.

En el país, sólo se recicla el 15% del plástico que ingresa al mercado a través de las distintas industrias de alta presencia en la vida diaria como la alimenticia, la automotriz o la medicinal, mediante un proceso mecánico bastante difundido pero que tiene sus limitaciones, y que sólo pueden ser superadas por un proceso de recuperación química conocido como pirólisis anaeróbica.

Precisamente YPF está en condiciones de concretar el primer proyecto con la construcción de una planta piloto en el partido bonaerense de Ensenada (donde cuenta con su refinería y la sede de Y-Tec) para reciclado químico de los envases de aceite que se descartan en sus 1.500 estaciones de servicio y que son de complejo tratamiento por su peligrosidad.

Se estima que el 47% de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) son generados en la Ciudad de Buenos Aires y los 47 municipios del conurbano, y de ese total se considera que entre el 12 y 15% son plásticos. De esta manera, se estima que en Argentina existe disponibilidad de residuos plásticos como para alimentar más de 20 plantas de reciclado químico de 25.000 toneladas/año cada una.

Fuente: mase.lmneuquen.com – TierraNewsArg