Buenos Aires (EP), 02 de Julio 2021. La Argentina ya consumió todos los recursos naturales que su territorio puede generar durante un año. Por eso, desde el pasado 26 de junio el país entró en “deuda ambiental”, lo que significa que a partir de ese momento la demanda de bienes y servicios ambientales será a cuenta de las generaciones futuras, que son las que terminarán pagando este mal uso de la naturaleza relacionado con las formas de producir y consumir de las sociedades humanas.

El llamado “overshoot day” o día de sobregiro marca el día del año en el cual la demanda de recursos por parte de la humanidad excede lo que el planeta puede regenerar ese mismo año. “Necesitar más de un planeta Tierra para abastecer las demandas mundiales es insostenible. Es como gastarse el sueldo mensual en los primeros 18 días” graficaron desde Re Sapiens, una plataforma de educación ambiental ligada a la ONG rosarina Soluciones Tecnológicas Sustentables (STS).

Desde Vida Silvestre, que forma parte del Global Footprint Network (la organización “madre” de esta iniciativa) lo explicaron así: “al día al de hoy ya consumimos los recursos naturales previstos para todo el año, y estamos tomando a préstamo los recursos futuros que nos proporciona la Tierra”.

A nivel mundial, el día de sobregiro se cumplirá el próximo 29 de julio. Esto significa que para mantener el ritmo de consumo global de un año, se precisaría 1.7 planeta Tierra, con el agravante que ese día llega cada vez más temprano en el calendario: en 2018 se cumplió el 1 de agosto, y en este 2021 será el próximo 29 de julio. “Es un indicador de la presión sin precedentes que las actividades humanas están ejerciendo sobre los recursos naturales. Estamos usando un 70% más de recursos de lo que los ecosistemas de nuestro planeta pueden regenerar en un año”, señalaron desde esa organización, para agregar que lo más alarmante es que, a nivel global, las cifras de este año son un 16% más altas y se anticiparon un mes en comparación a las del 2020.

Fuente: Aire Digital