Río Negro (EPatagonicas) 11 de Julio. – Transcurridos más de cuatro meses desde la audiencia pública realizada para evaluar el eventual impacto del enriquecimiento de uranio en el Complejo Tecnológico Pilcaniyeu todavía no está presentado el informe ambiental definitivo.

La ONG ambientalista Árbol de Pie, que tuvo activa participación en la audiencia realizada el pasado 27 de febrero, está a la espera de un informe de la secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Río Negro. Esto surge ya que el Superior Tribunal de Justicia ordenó la convocatoria de la audiencia y dijo que todo debía concluir “con una nueva resolución ambiental”.

Ana Wieman, de Árbol de Pie, dijo que el dictamen esperado tendría que contener “los requerimientos precisos a cumplir por parte de la CNEA” en la planta de enriquecimiento de uranio ubicada a orillas del Río Pichileufu.

Aseguró que el estudio de impacto ambiental elaborado por técnicos de la UNC y también lo escuchado en la audiencia pública dejaron muchos interrogantes “por ejemplo en relación a los efluentes del proceso industrial”, que el estudio recomendó derivar a “un mallín artificial”, aunque con la advertencia de desaguar un 10% en el mallín natural ubicado junto al río, con el fin de “mantenerlo húmedo”.

Wieman dijo que otra recomendación del estudio es “colocar una cobertura de alambre tejido sobre el mallín” para que no entren animales que luego lleven residuos con uranio al resto de la cadena trófica.

“A nuestro entender la demora se debe a todo esto, que es muy complejo de resolver”, dijo la ambientalista.

La secretaria de Ambiente, Dina Migani, aseguró ayer que la resolución final requerida por la Justicia “ya pasó la etapa técnica, está bajo revisión de la asesoría legal” y se va a dar a conocer en pocos días. Luego de la audiencia de febrero Árbol de Pie pidió por nota que se realice un “informe de riesgo radiológico” sobre la población ubicada aguas abajo.