Neuquén (EP) 29 Nov. – Se inhabilitó la licencia ambiental para operar hasta tanto resuelva el daño causado y se evalúa una sanción económica.

YPF fue sancionada por autoridades neuquinas para suspender sus actividades, luego de que se produjera un derrame de petróleo en el yacimiento Bandurria Sur en la zona de producción petrolera conocida como Vaca Muerta, en Neuquén.

La medida, que incluye la suspensión de la licencia ambiental, es la primera en su tipo en la historia de la industria petrolera de Neuquén. La sanción económica podría rondar los U$S 700.000.

El derrame se produjo durante la madrugada del 19 de octubre en el área de Bandurria Sur de Vaca Muerta y fue el primer blowout, o descontrol de pozo, de los últimos cuatro años en la formación geológica, según se indicó.

Al respecto, la operadora emitió un comunicado en el que admitió la sanción y destacó que son dos las locaciones afectadas por la decisión de las autoridades neuquinas.

«Respecto de la suspensión de la licencia ambiental en Bandurria, establecida por el Gobierno de la Provincia de Neuquén, YPF informa que la empresa fue notificada en horas de la tarde del martes 20 de noviembre e inmediatamente acató la medida. La misma afecta los pads 8 y 9, donde se produjo la sugerencia el día 19 de octubre, y la zona próxima por precaución y no impide el desarrollo en otros pads programados”, señaló el comunicado oficial.

También indicó que “la empresa ha sostenido un diálogo fluido y constante con las autoridades de aplicación, compartiendo sistemáticamente los avances de los trabajos de remediación, que están avanzando rápidamente. De hecho, todos los martes desde la sucesión del incidente, se mantienen reuniones entre las partes, donde se revisan los informes de avances y se repasan los detalles de las tareas de remediación.

La firma confía en continuar con un diálogo constructivo y abierto con la autoridad de aplicación y con el Gobierno de Neuquén, “que les permita seguir trabajando juntos en pos del desarrollo del potencial energético de la provincia, en el marco del cuidado de las personas, el medio ambiente y garantizando la sustentabilidad de las operaciones”, destacaron.

Según publicó el diario Río Negro, la decisión será revocada cuando la empresa termine con los trabajos de remediación en el área.

Con esta sanción, la empresa no podrá avanzar en ningún desarrollo en el área hasta que la autoridad de aplicación la vuelva a habilitar, lo que lógicamente implicará una enorme pérdida económica.

Desde la Subsecretaría de Ambiente de la provincia de Neuquén habían anunciado que se estudiaba una sanción dura y ejemplificadora. Estiman que la sanción económica podría rondar los U$S 700.000.

Gentileza El Ancasti