Neuquén (EPatagonicas) 06 de Agosto. – Los diputados neuquinos del bloque FG-Nuevo Encuentro, Rodolfo Canini y Raúl Podesta, presentaron un proyecto de ley que fija las línea de ribera de los tramos del río Limay entre la represa Arroyito y La Confluencia y del río Neuquén entre el compensador El Chañar y La Confluencia. Además, se establece como Área Natural Protegida al lecho fluvial y las tierras consolidadas contenidas entre las líneas de crecidas máximas y los límites interprovinciales.

En cuanto al uso y conservación de tierras, se crea un Comité Especial integrado por la Dirección Provincial de Recursos Hídricos, de Áreas Naturales Protegidas, de Catastro, de Tierras y la Dirección de Minería neuquina. En este sentido, la iniciativa determina como líneas de riberas naturales y lechos fluviales de los ríos a las establecidas por las crecidas máximas absolutas del río Limay definida por el caudal de 2300 m3/seg y del río Neuquén de 11500 m3/seg. Para evitar la alteración de lechos fluviales, indica la iniciativa, se suspenderán las obras e intervenciones por 1 año.

Entre las pautas técnicas, el proyecto define que la cartera de Recursos Hídricos establecerá los criterios hidráulicos, geomorfológicos y estadísticos de restricciones de uso junto a su representación cartográfica y posteriores modificaciones de mensura por causas naturales o actos legítimos. En tanto, el sector de Áreas Naturales Protegidas delimitará la superficie y fijará los planes de manejo del área natural, con participación de la comunidad y ONG´s locales.

Respecto a las demarcaciones de terreno, podrán ser instadas y cumplidas por la Dirección de Recursos Hídricos, de Áreas Naturales Protegidas, el juez competente o un particular con intereses legítimos con la asesoría de un profesional matriculado y la información provista por los organismos provinciales correspondientes.

Debido a obras hidroeléctricas y diversos proyectos, quedan pocos tramos de los ríos neuquinos en estado natural, sostienen los legisladores, siendo refugio de variada fauna silvestre patagónica. Por ello, la adopción de criterios razonables de caudales y urbanización junto a la información catastral respectiva evitará riesgos innecesarios para los habitantes, concluyen desde el bloque.

El proyecto ingresó el 4 de agosto con el número 9165 por Mesa de Entradas y con las adhesiones de Pamela Mucci y José Rioseco de FyPN; Elena Jara y Sergio Rodríguez del PJ; Eduardo Benítez de la UCR; Raúl Dobrusín y Alfredo Marcote por Upie; y Jesús Escobar de Libres del Sur.