La Pampa (EP) 27 de Ene. – El diputado nacional del Frente de Todos, Hernán Pérez Araujo, afirmó que “los repentinos y espontáneos ambientalistas se han esfumado y llamado a silencio” después de la derogación de la ley minera en Mendoza, ignorando el reclamo pampeano por el corte del río Atuel que perjudica a La Pampa.

“Hablemos de nuestro río robado. Nuestras sospechas y temores se han confirmado. Derogada la ley mendocina que permitía que la megaminería contaminante, todos los repentinos y espontáneos ambientalistas se han esfumado y llamado a silencio”, lamentó el exfuncionario pampeano.

“Mientras tanto, en La Pampa, así está el Río Atuel en Algarrobo del Águila, por obra y gracia de su apropiadora, la provincia de Mendoza”, denunció en las redes sociales, al compartir una foto del cauce seco del Atuel en territorio pampeano. “Insistimos en que el ambiente es uno, y no reconoce fronteras políticas. Mantengamos nuestra lucha por su recuperación”, instó.

Cabe recordar que las masivas movilizaciones en Mendoza consiguieron a fin del año pasado derogar el uso de sustancias tóxicas en Mendoza. En ese momento, los ambientalistas alertaron por la contaminación de ríos que atraviesan ocho provincias en la cuenca del Desaguadero-Salado-Chadileuvú-Curacó y de la Cuenca del Colorado.

De los 19 proyectos megamineros que hay en Mendoza, el más importante es el de explotación de cobre en Uspallata, a cargo de la minera San Jorge, que amenaza con daños ambientales la cuenca del río Mendoza. Pero en el sur de la provincia, hay otros proyectos que van a afectar también a La Pampa.

Por ejemplo, en Malargüe, en la cuenca del río Atuel. El año pasado salió una sentencia de la Corte Suprema que obligó a Mendoza a pasarle una cuota de agua a La Pampa, pero todavía no la cumplió.

El problema con el Atuel, cuyo caudal no llega a La Pampa, es un conflicto histórico, pero no es el único. La cuenca del río Desaguadero confluye con el Colorado, que oficia de límite entre Río Negro y La Pampa, y que en sus nacientes (en la frontera entre Neuquén y Mendoza) también queda expuesto a los riesgos de la contaminación de la minería, por la presencia del megaproyecto Potasio Río Colorado, que si bien no utiliza cianuro, sí insume exorbitantes cantidades de agua, generando también cantidades industriales de residuos.

Las multitudinarias manifestaciones en Mendoza forzaran el anuncio del gobernador Rodolfo Suárez de derogar las modificaciones de la Ley 7722 que permitían el uso de cianuro y otras sustancias tóxicas en la minería a cielo abierto.

En plena movilización, la Asamblea Popular por el Agua de Mendoza salió a mostrar su satisfacción por la suspensión de los cambios a la ley de minería y reclamó la restitución de caudales del río Mendoza para las lagunas de Guanacache, y que se lleguen a concretar “acuerdos justos con los hermanos de La Pampa”.

https://www.eldiariodelapampa.com.ar/