Santa Fe (EP), 19 de Sept 2022. Organizaciones socioambientales y vecinos autoconvocados de Rosario y alrededores cortaron el tránsito en el puente Rosario-Victoria para exigir el fin de las quemas «intencionales» en las islas del Delta del Paraná y la sanción de una Ley de Humedales consensuada.

La manifestación fue parte de la Acción Plurinacional por los Humedales que se realiza en simultáneo en distintos puntos del país y que se extenderá hasta mañana con una noche de vigilia y acampe, mientras que hoy la región amaneció con múltiples columnas de humo en la zona de islas. La Acción Plurinacional por los Humedales, es organizada por unas 520 organizaciones ambientales y sociales, vecinales y comunitarias de todo el país.

A ellas se sumó Greenpeace, que realizó más de 150 actividades territoriales para visibilizar el estado de «emergencia ambiental» que sufre el territorio de humedales del Delta del Paraná ante las quemas «reiteradas e intencionales». La protesta nacional tuvo hoy su epicentro en la ciudad santafesina de Rosario por ser una de las más afectadas por los incendios forestales.

A partir de las 14, miles de manifestantes se convocaron en la explanada que sube hacia el puente Rosario-Victoria, desde Boulevard Rondeau, en donde cerca de las 15 interrumpieron totalmente el tránsito vehicular. Una caravana de cientos de bicicletas, vehículos y personas a pie partió desde la ciudad de Rosario y alcanzó finalmente el puente cerca de las 15:30.

Desde allí, comenzó a marchar una gran columna que ocupó el ancho de la traza y que avanzó hasta la mitad del puente, encabezada por una bandera con la leyenda: «Ley de humedales ya». «Por suerte la ciudadanía se hizo presente masivamente con miles de manifestantes en el puente ante la emergencia territorial y social que estamos viviendo», apuntó el representante de la Multisectorial por los Humedales, Ivo Peruggino.

«Las quemas intencionales que vemos todos los días y que se intensificaron en los últimos tiempos son un atentado a la salud pública y es indignante que siga sin haber responsables presos», enfatizó. Y consideró que «cuando no hay reacción de la Justicia ni de los funcionarios, la única respuesta es la gente en la calle».

«Todo fuego es político».

En la parte central del puente, las organizaciones leyeron un documento consensuado bajo el título: Todo fuego es político. Exigieron la sanción de la Ley de Humedales «trabajada y consensuada» por organizaciones de la sociedad civil y comunidad científica «que el año pasado fue frenada en comisión de Agricultura, Ganadería y Pesca, perdiendo el estado parlamentario que tanto costó tener».

En ese sentido, una de las organizadoras, Jesica Fernandez Bruera, remarcó: «Esperamos que el jueves haya un dictamen unificado para la Ley de Humedales en el plenario de comisiones que le de fuerza para los siguientes tratamientos, y que finalmente se sancione este año». Los ambientalistas llegaron desde distintos puntos de toda la región, muchos de ellos cargando bolsas de dormir, carpas y víveres para pasar la noche en el puente como parte de la protesta que propone una vigilia hasta el domingo.

Fuente Télam

Fotografía Vecinos de la Costa