La Pampa (EP) 19 de Abr. – El Gobierno mendocino cortará, a partir de hoy, el Atuel por 125 días para llenar los diques de “El Nihuil” y “Valle Grande”. A pesar del conflicto judicial que pesa sobre el caudal del río, las autoridades de la provincia vecina decidieron extender el plazo de la “corta anual” en el afluente a causa del bajo nivel de agua en los diques.

El Diario San Rafael indicó que los números de reserva de agua en el “Valle Grande” y “El Nihuil” son los más bajos de la provincia y se necesita extender la corta lo más posible para “acumular” recursos hídricos de cara a la próxima temporada de riegos desde la primavera.

Por este motivo, la provincia vecina decidió establecer un plazo de 125 días ya que “los diques de la cuenca sólo alcanzan al 31% de su capacidad”, según informó el medio mendocino. De esta manera, se espera que el caudal que ingrese a La Pampa -que al día de hoy es efímero- sea inexistente.

El anuncio publicado por el Departamento de Irrigación detalló que el Atuel permanecerá cortado desde hoy hasta el 20 de agosto. Por su parte, sobre río Diamante -afluente del río Desaguadero- la medida durará un periodo de 60 días, desde el 1 de junio hasta el 31 de julio.

El organismo mendocino manifestó que la “corta” surge por la necesidad de “ejecutar obras de conservación, mantenimiento y limpieza en los diques de cabecera y derivados internos de la red primaria de distribución”. Además, manifestaron que se realizarán tareas de “limpieza de cauces de la red secundaria, terciaria y desagües”.

“Vergüenza”.

En tanto, el diputado Martín Berhongaray (Frepam) aseguró que es “una vergüenza que no se haya fijado un caudal mínimo” para recuperar el ecosistema en el oeste pampeano, perjudicado desde hace años -el conflicto arrancó en 1947- por el corte del río interprovincial aguas arriba.

-¿Cómo se debe seguir avanzando en la causa judicial por el Atuel?

-No es fácil porque Mendoza siempre pone trabas, pero hay dos cuestiones que son centrales para llegar a un buen resultado. Una es que la Corte se ponga firme y haga cumplir a rajatabla sus decisiones. A esta altura ya deberíamos tener un escurrimiento permanente en el límite interprovincial que permita empezar a recomponer el ecosistema, porque el plazo que se había fijado ya está largamente vencido.

-¿Qué otra cuestión conspira contra La Pampa?

-Que la Nación asuma un rol distinto en este tipo de disputas ambientales e imponga decisiones que preserven la ecología y resuelvan problemáticas sociales agudas, que aparecen por estos manejos abusivos de los recursos naturales. Ningún gobierno entendió la dimensión de las responsabilidades y atribuciones que le dio a la Nación la reforma constitucional de 1994 sobre la protección del ambiente, donde deben imponerse a las decisiones arbitrarias que toman muchas provincias y obligarlas a que las rectifiquen. No sólo me refiero al Poder Ejecutivo sino también al Congreso. Esos fueron los dos poderes que empoderó la reforma en materia ambiental con enormes atribuciones que rara vez ejercitan.

Río Diamante.

Sobre el pedido de La Pampa en la CIAI para la restitución del río Diamante a la Cuenca del Atuel, Berhongaray comentó que “es correcto lo que pide nuestra provincia, pero no entiendo porqué se hace recién ahora y no se incluyó ese reclamo en la demanda que se presentó ante la Corte en 2014”.

Y agregó: “Es el problema de estar discutiendo la problemática del Atuel por un lado, la del río Salado por otro lado, y la del Colorado por un tercer andarivel. Todos esos ríos forman parte de lo que se llama sistema del río Colorado, tienen muchos puntos de contacto, por eso el abordaje correcto sería el que integre y relacionen estas tres problemáticas”.

Gentileza La Arena