Neuquén (EP) 05 de Mayo. – Diputados neuquinos de los bloques Libres del Sur y de Nuevo Encuentro-Frente Grande presentaron un proyecto de ley para la promoción y fomento de la construcción sustentable. Se trata de una norma que fija parámetros generales para otorgar beneficios económicos e incentivos financieros para el fomento de la construcción de edificaciones que cumplan con criterios de sustentabilidad en la Provincia de Neuquén, cuya finalidad sea la de contribuir a una mejor calidad de vida de la población y a la disminución del impacto ambiental. La iniciativa crea un Programa de Financiamiento que otorgará créditos blandos y/o subsidios con destino a las personas interesadas en la adquisición de viviendas nuevas o mejoramiento de viviendas existentes que cumplan con los criterios de sustentabilidad que fija la ley.

Para ello, la autoridad de aplicación podrá generar convenios con entidades financieras del sector público o privado para que se faciliten préstamos. Actuará como autoridad de aplicación el Ministerio de Economía e Infraestructura.

El articulado del proyecto describe que se entiende por ‘construcción sustentable’ al conjunto de acciones y medidas para la construcción, modificación, remodelación o adecuación de edificaciones que reduzca el impacto negativo sobre el medioambiente, los costos de mantenimiento y el consumo de energía; promoviendo la sustentabilidad ambiental, social y económica durante todo su ciclo de vida.

Las construcciones habitacionales que cumplan con los criterios de sustentabilidad quedarán exentas del pago del impuesto inmobiliario por el plazo de diez; asimismo la autoridad de aplicación podrá establecer otros beneficios e incentivos para la construcción sustentable.

Para otorgar beneficios e incentivos el propietario, poseedor o desarrollador de la edificación sustentable deberá acreditar el cumplimiento de los criterios de sustentabilidad que exija la reglamentación que expida la autoridad de aplicación, en coordinación con las autoridades competentes. Entre ellos se destacan: localización y uso del suelo de acuerdo con normas de ordenamiento territorial y considerando el enfoque de riesgo en los usos del territorio; incorporación de materiales autóctonos, alternativos y/o sustentables de construcción; uso de diseños arquitectónicos eficientes; uso eficiente de energía y/o adopción de energías alternativas; uso eficiente del recurso hídrico, implantación de especies autóctonas de manera armónica con el entorno; manejo adecuado y disminución de residuos sólidos y líquidos e implementación de sistemas de reciclaje y, por último una adecuada calidad sanitaria para el hábitat humano.

Para acreditar criterios de sustentabilidad para la obtención de beneficios e incentivos, el propietario, poseedor o desarrollador al momento de solicitar el otorgamiento de licencias urbanísticas deberá adjuntar en dicha solicitud la certificación o estudio que permita determinar la viabilidad del proyecto de construcción sustentable. Tal certificación deberá ser elaborada y firmada por el diseñador del proyecto o por profesionales idóneos, quienes de manera conjunta con el urbanizador serán responsables de la información de acreditación suministrada, sin perjuicio de la responsabilidad por la correcta ejecución de las obras y su posterior uso. Dicha certificación será autorizada por la autoridad de aplicación a fin de que se le otorguen exenciones tributarias.

Tales criterios de sustentabilidad se irán implementando de manera gradual en las edificaciones y proyectos del Estado en un plazo no mayor a cinco años de entrada en vigencia de la ley. Mientras que las nuevas edificaciones del Gobierno provincial y demás entidades públicas, ajustarán de manera gradual sus proyectos de construcción a los criterios de sustentabilidad establecidos en la ley y en su reglamentación.

El artículo 8° del proyecto obliga al Ejecutivo a promover la investigación, desarrollo, aplicación y difusión de innovaciones tecnológicas en materia de construcción sustentable y sus beneficios.

Se invita a los municipios a regular y generar incentivos para la construcción sustentable en sus jurisdicciones.

Al fundamentar destacan la desmedida explotación de recursos naturales como así también en capital y energía de las ‘construcciones industriales’, que no sólo generan desperdicios sino contaminan el medio ambiente y muy pocos pueden acceder a ésas viviendas.

También aseguran que innumerables estudios y experiencias realizadas en nuestro país y en el mundo demuestran que se pueden hacer construcciones sustentables en forma racional y económica, y respetando las normas de habitabilidad.

Citan antecedentes que apoyan la construcción sustentable, en el caso de Neuquén a través de la Ordenanza N° 12.875 que incorpora la posibilidad de construir con barro y otros elementos naturales; y en Río Negro la Ley 4.931/13 que busca incentivar la construcción con tierra cruda.

Asimismo, mencionan el artículo 41° de la Constitución Nacional que establece el derecho a un ambiente sano, equilibrado y apto para el desarrollo humano y determina el modelo de desarrollo sostenible. Hace lo propio el artículo 54 de la Constitución Provincial que garantiza el derecho a “un ambiente sano y equilibrado” y reafirma el modelo de desarrollo sustentable. Por Ley Nacional 24.295 y 25.438 se adhiere a convenciones de Naciones Unidas que afirman la necesidad de los países firmantes de asegurar la eficiencia energética de los edificios en el marco del cambio climático. También por Norma ISAM se regulan construcciones para la eficiencia energética.

Por último consideran los legisladores que la construcción sustentable es una alternativa ambiental, social, tecnológica y económica que posibilita un impulso local que responde al nuevo paradigma del desarrollo sustentable, teniendo como centro a la interacción entre el ser humano y el ambiente.

El proyecto de Ley N° 10.687 ingresó por Mesa de Entradas el 27 de abril de 2017 con las firmas de los diputados Santiago Nogueira y Jesús Escobar –LS- y Raúl Podesta y Eduardo Fuentes –NE FG-.

Prensa Legislatura NQN