Santa Cruz (EPatagonicas) 18 de Junio. – Según mediciones de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

El pasado 23 de mayo el dióxido de carbono se ubicó por primera vez sobre las 400 partes por millón en el Polo Sur, según mediciones de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

Por primera vez en 4 millones de años el nivel de dióxido de carbono (CO2) llegó al nivel más alto en la Antártica, superando las 400 partes por millón (ppm), según las mediciones de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

De acuerdo al organismo internacional, el Polo Sur es el último lugar en la Tierra que confirma la tendencia al alza de CO2, recibiendo el impacto de las emisiones por consumo de combustibles fósiles, principal impulsor de la contaminación por gases de efecto invernadero.

Pieter Tans, uno de los científicos que investiga el efecto invernadero en la NOAA, “el hemisferio sur fue el último lugar en la Tierra donde el CO2 no había alcanzado esta marca”, agregando que “los niveles globales de CO2 no volverán a valores bajo los 400 ppm en nuestras vidas, y casi con seguridad durante mucho tiempo más”.

El promedio de dióxido de carbono global llegó en 2015 a las 399 ppm, y con la marca alcanzada en la Antártica se estima que casi con seguridad en 2016 se superarán las 400 ppm.