Buenos Aires (EPatagonicas) 27 de Abril. – Nueve biólogos del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (Inidep) y 24 tripulantes de la Prefectura Naval Argentina (PNA) realizaron en el Mar Argentino, a la altura de la localidad bonaerense de Miramar, una campaña de investigación oceanográfica, la cuarta en forma conjunta, en el marco del proyecto Dinámica del Plancton Marino y Cambio Climático.

La campaña se hizo a bordo del motovelero oceanográfico Bernardo Houssay de la PNA, que partió desde el puerto de Mar del Plata y tras cuatro horas de travesía se instaló en la Estación Permanente de Estudios Ambientales, establecida por la Dirección de Ambiente Marino, ubicada a unas 12 millas de Miramar.

Durante la campaña se tomaron muestras de agua utilizando una roseta oceanográfica, con botellas Niskin, especialmente diseñadas para recoger agua a profundidades concretas, a 45, 35, 20 y 5 metros de profundidad.

El capitán del motovelero, José Fernando Dos Santos, dijo a Télam que “esos envases, a través del perfilador dispositivo CTD incorporado, permiten la lectura en tiempo real de los valores ambientales de la columna de agua, como temperatura, salinidad, conductividad, oxígeno y fluorescencia, entre otros”.

También se colectaron muestras de plancton, un conjunto de organismos -principalmente microscópicos- que se encuentran en suspensión en el agua de mar, “utilizando redes de captura por filtración para la captura de fitoplancton (conjunto de organismos exclusivamente vegetales que forman parte del plancton) y zooplancton (plancton animal), amarradas a media agua”, completó Dos Santos.

El investigador del Inidep Rubén Negri, jefe del proyecto Dinámica del Plancton Marino y Cambio Climático, dijo a Télam que “la campaña la realizamos mar adentro, a unas 27 millas de Mar del Plata y 12 millas de Miramar, donde el mar tiene una profundidad de 47 metros”.

“Allí tomamos muestras para medir las variables ambientales y biológicas, como temperatura, nutrientes y la parque química, para ver si cambian en composición o abundancia las comunidades del plancton”, explicó.

“Luego hacemos comparaciones con los resultados obtenidos en el mismo mes del año pasado y la idea es hacer estos estudios, que se vienen realizando desde 2000, ahora una vez por mes, luego de firmar un convenio con Prefectura para hacer campaña en ese barco y lograr de este modo mayor cantidad de salidas”, explicó.

Esta es la cuarta campaña conjunta entre la PNA y el Inidep, tras la firma del Convenio de Cooperación, en el marco de este proyecto de investigación de carácter permanente que permite a los investigadores colectar las muestras necesarias, registrar valores y continuar sus estudios en laboratorio.

Allí se analiza la variación temporal de las condiciones ambientales, la variación temporal de los diferentes componentes de todos los grupos del plancton y conocer la abundancia del dinoflagelado Alexandrium tamarense, conocido como marea roja, y otras especies tóxicas o nocivas en la zona.

A todo ello se suma la medición continua y georeferenciada de los parámetros de salinidad y temperatura de la capa superficial, a través del termosalinógrafo instalado a bordo, y el registro continuo de los valores tomados con la Estación Meteorológica que hay también a bordo.