Punta Arenas Chile (EPatagonicas) 21 de Junio. – Tres denuncias llevan 14 meses de tramitación en la Superintendencia de Medio Ambiente.

El diputado DC Juan Morano expuso: “Sale gratis dañar el medio ambiente, porque basta decir voy a corregir el tema, se corrige, y luego no tiene sanción, eso no es suficiente”.

El diputado Juan Morano (DC) denunció la precariedad en que se encuentra operando la actual institucionalidad ambiental de Chile y en particular de la Región de Magallanes. El parlamentario dio a conocer los resultados de la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara, que citó al superintendente de la institución, Cristián Franz, a raíz de una serie de reclamos por tardanzas en respuestas a denuncias de organizaciones ciudadanas. Los casos más emblemáticos: Isla Riesco, la Termoeléctrica en Coronel y el proyecto de Tren Express entre Santiago y Rancagua.

A raíz del funcionamiento de esta comisión, integrada además por los diputados DC Marcelo Chávez y Patricio Vallespín, se detectó que la principal falencia del sistema es la precariedad en la gestión de soluciones y sanciones para proyectos que provocan daño ambiental.

Isla Riesco

Morano, quien asistió a la comisión para representar el caso de Isla Riesco y los reclamos por la lentitud de las soluciones, sostuvo que “en el caso nuestro se trata de tres denuncias que ya llevan 14 meses en que sólo se ha contestado respecto de que hay indicios suficientes como para iniciar el proceso sancionatorio y el proceso de sanción se encuentra en el limbo”.

Morano agregó que “es efectivo que la superintendencia es una institución joven que tiene casi 3 años y tiene poco personal. Más aun en Magallanes, ni siquiera está instalada como tal, hay una persona que tiene que hacer de todo y obviamente esto no va hacia él, va hacia la institución como parte del Estado que no está haciendo adecuadamente su tarea. La gente está muy preparada muy capacitada, pero no son suficientes y no pueden abordar la gran cantidad de casos”.

El proceso sancionatorio contra Mina Invierno, en Isla Riesco, se inició en octubre de 2013, luego que la Superintendencia denunciara el presunto incumplimiento de las condiciones, normas y medidas establecidas en su Resolución de Calificación Ambiental.

Específicamente, se denunció cinco ilícitos: piscinas de decantación ineficientes, omisión de informes trimestrales y semestrales de los monitoreos del impacto ambiental de sus actividades y la existencia de un área de acopio de carbón no informada a las autoridades. También la empresa indicó que el proyecto se encontraba en fase de construcción cuando ya estaba operando.

El proyecto Mina Invierno, propiedad de los grupos Angelini (Copec) y Von Appen (Ultramar), se ubica en la Isla Riesco, comuna de Río Verde, Región de Magallanes, y produce carbón sub-bituminoso.

Ambientalistas

En tanto, Humberto Gómez, presidente de la Agrupación Ecológica Patagónica, manifestó que en la región, se cierran los espacios de información, lo que trae consigo graves daños al medioambiente que podrían evitarse.

El Pingüino