Buenos Aires (EPatagonicas) 01 de Julio. – La subsecretaria de Planificación y Política Ambiental de la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Argentina, Silvia Révora, ha propuesto hoy que se penalice la contaminación en función del tipo de industria. “No debe pagar lo mismo la industria alimentaria que la de armas o la de lujo”, ha señalado Révora.

Durante su intervención en el IV Foro Global de Sostenibilidad organizado por Ernst &Young (EY) también ha manifestado que Argentina está evaluando el coste económico de una economía más sostenible y ha destacado que existe hoy la oportunidad de hacer innovación y de ganar una ventaja competitiva. En su opinión, es necesario focalizarse en los sectores más competitivos pero también hay que implicar más al sector privado en la lucha contra el cambio climático.

Por su parte, para Berengere Quincy, embajadora de Francia en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en París 2015, el mayor fallo en esta lucha es la falta de una señal clara, aunque confía en que se pongan en marcha modelos de negocio inteligentes. “Este es el momento porque si esperan ya habrán perdido”, ha advertido.

Diana Chávez, directora del Centro Regional para América Latina y el Caribe en apoyo al Pacto Mundial de Naciones Unidas, ha incidido en que el cambio climático es ya un tema transversal, al igual que los derechos humanos.

En el mismo sentido se ha pronunciado Mariano Castro, viceministro de Medio Ambiente de Perú, que ha destacado la necesidad de lanzar un mensaje contundente sobre todo este proceso. Castro ha explicado que Perú está apostando por una reducción del 30 por ciento en emisiones de efecto invernadero y está poniendo en marcha opciones de inversión para una economía baja en emisiones de carbono.

En línea con esta tendencia, ayer se conocía la intención de Estados Unidos y Brasil de elevar la cuota de energía renovable hasta en un 20 por ciento de cara a 2030.