Rio Negro (EPatagonicas) 26 de Junio. – Es el lugar donde hace 15 días comenzaron las excavaciones para llevar los residuos tóxicos en el acceso a San Antonio. Nación no cumplió con las exigencias de monitoreo del proceso.

La Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable rionegrina realizará hoy una inspección ocular en el paraje Mancha Blanca, a fin de determinar qué grado de avance tienen las obras que comenzaron a efectuarse para la construcción de la celda que contendrá el plomo acopiado en el acceso a San Antonio.

Esos contaminantes, que hace décadas se hallan allí, provienen de Mina Gonzalito, y fueron abandonados por la exempresa fundidora Geotécnica, que efectuaba la explotación de ese material. Su presencia es altamente nociva para la salud, debido a que sus partículas se respiran junto al polvo en suspensión, afectando sobre todo a la población infantil.