Buenos Aires (EP), 02 de Marzo 2021. La Dirección Nacional del Antártico informó, que un nuevo témpano de hielo se desprendió de la Antártida.

La institución precisó que la porción de masa de hielo pertenecía a la Barrera de Hielo Brunt, ubicada al sur del Mar de Weddell, y tiene un tamaño de 1.270 km2.

Los glaciólogos de la Dirección pudieron detectar y delimitar las proporciones del témpano «gracias a imágenes del satélite argentino SAOCOM 1A» de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), según la información oficial difundida en el Twitter del organismo.

Por otro lado, la Cancillería argentina detalló en un comunicado que «el Departamento de Glaciología del Instituto Antártico Argentino (IAA) estudia desde hace décadas la estabilidad y la dinámica de las barreras de hielo en la Antártida, especialmente en la región de la Península Antártica».

En ese sentido, se explicó que «el acceso a imágenes satelitales de diversas misiones de agencias espaciales es fundamental para el estudio y seguimiento de los cuerpos de hielo».

Argentina puso en órbita, durante los últimos años, dos satélites desarrollados en el país por la Conae: el SAOCOM 1A y el SAOCOM 1B.

La información de Cancillería especificó que «una barrera de hielo está formada por una masa de hielo en flotación, que es la continuación en el océano de glaciares que provienen del continente, en este caso de la Antártida. El hielo que fluye desde las montañas o desde las elevaciones de la Antártida continúa su movimiento aportando hielo a las barreras, lo que las empuja hacia mar abierto. Cuando las fuerzas internas debidas al movimiento superan el límite de ruptura, ya sea por las mareas o por haberse encontrado con algún accidente geográfico, el hielo se rompe y aparece una grieta. Este es un proceso natural de los glaciares y por lo tanto también de las barreras de hielo. Las grietas van avanzando hasta que un bloque se separa y desprende. Cuando esto ocurre en el agua, este bloque se convierte en un témpano».

Asimismo, puntualizó que el proceso de desprendimiento de este nuevo témpano detectado en la Barrera de Hielo de Blunt comenzó a fines del 2019 y evolucionó a lo largo del 2020, hasta producir un pedazo de hielo de 1.270 km2.

«Esta barrera, que ha perdido 1.270 kilómetros cuadrados, aún tiene otras grietas importantes que han aparecido en los últimos años y que provocarán otros desprendimientos de témpanos en el futuro», advirtió el texto oficial.

Fuente Dirección Nacional del Antártico (DNA-IAA).