Buenos Aires (EPatagonicas) 12 de Abril. – Una encuesta entre 300 compañías líderes revela que, aunque hay preocupación con el enfriamiento de la economía, por ahora se evitarán las medidas drásticas: la mayoría sólo reduciría el 1% de la plantilla laboral durante este año, salvo que se produzca una fuerte baja en el negocio.

A la par de los despidos masivos en diversos organismos del Estado conducidos por la nueva administración macrista, no son pocas las cesantías que ya se conocen de parte de distintas empresas del sector privado.

Que el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, el encargado de admitir que se suprimieron en poco más de 100 días de gobierno, 10.921 empleos de la administración nacional. Se trata de un 5% de los puestos en el Estado, sin contar provincias y municipios.

A la par, en los primeros meses del año se repitieron medidas de fuerza por recortes sobre todo en industrias como la automotriz, la metalúrgica, la petrolera, la construcción y la alimenticia, entre otras.

Preocupados por una potencial escalada de la situación, desde sectores sindicales se impulsa una ley de emergencia ocupacional, que impida que se multipliquen los despidos.

Lejos de la situación de las mencionadas industrias y las Pyme -que son las principales generadoras de empleo en el país- de acuerdo a las principales consultoras, en la mayoría de las grandes empresas entre las que se prevén reducciones de personal, se descarta realizar despidos masivos.

Una encuesta realizada por Willis Towers Watson entre casi 300 compañías líderes que operan en la Argentina, reveló que el 17% está pensando en hacer alguna reducción en su dotación.

Es una cifra que se mantiene respecto de las previsiones que las mismas firmas habían declarado en septiembre de 2015.

No se trata de un número menor, pero “si preguntás qué porcentaje de la población van a desvincular, todas te hablan de menos del 1% del total”, trató de tranquilizar Marcela Angeli, directora del área de Talent & Rewards de WTW.

Por otra parte, entre las firmas consultadas no existe una tendencia marcada respecto a los sectores que aplicarán estos recortes, aunque las más representadas fueron las industrias metalúrgica, minería, la petrolera y la automotriz.

Una perspectiva parecida obtuvo también la firma Adecco Argentina -que no consultó solo a grandes firmas sino también a pequeñas y medianas- cuyo último informe arrojó que el 19% espera reducciones de personal este año.

Por el contrario, son más en este caso las que incrementarían la plantilla -aproximadamente un 26%- mientras que el 54% no prevé modificaciones.

“Es importante destacar que un 40% de los encuestados mencionaron que, según su opinión, las condiciones del mercado laboral se mantendrán estables con respecto al 2015, mientras que un 30% reveló que las condiciones mejorarán y casi un 24% sostuvo que empeorarán”, remarcaron desde Adecco.

En este sentido, la consultora comparó que, a diferencia del año anterior, las perspectivas de un incremento de personal y de una mejora en las condiciones laborales han aumentado considerablemente.

Consultada por este medio acerca de una posibilidad de que se registren en el ámbito privado bajas masivas en las nóminas, Angeli respondió: “No estamos encontrando por el momento empresas que estén realizando despidos masivos. De hecho entendemos que ya las firmas son muy eficientes en sus estructuras organizacionales por lo que no cuentan con espacios para realizar reducciones sustanciales. Solo podría suceder esto en la medida que el negocio y los resultados tuvieran un drástica reducción”.

También Fernando Podestá, director nacional de Operaciones de Manpower, opinó en línea con esa previsión: “No consideramos que sea un momento de reducciones drásticas sino más bien una situación de cautela y reserva”.

Este ejecutivo se basa en el último informe de Expectativa Neta de Empleo (ENE) que elaboró esta consultora, el cual indica que el 5% de las empresas espera en el primer y segundo trimestre del año recortes de la plantilla, un punto porcentual más que el resultado que arrojó el mismo relevamiento a fin del año pasado.

Sin embargo, destacó que la mayor parte de las firmas consultadas por Manpower (el 78%) no planea realizar modificaciones en su plantel.

“Esto puede atribuirse a que las empresas están a la espera de ciertas definiciones de la economía local previo a decidir un accionar determinado con sus dotaciones. Será importante seguir la evolución de las medidas implementadas en los últimos tiempos para ver cómo impactan en las compañías y ver si las impulsa a tomar decisiones más concretas”, sentenció Podestá.

Muchas búsquedas, pocos puestos nuevos

Como contracara de esta incertidumbre, las búsquedas de personal no muestran aún una baja significativa sino que gozan de buena salud.

Es decir, mientras en algunos sectores optan por reducir las plantillas, habrá también otros que sostienen su nivel de contrataciones.

El último relevamiento de WTW apuntó que más de la mitad de las grandes empresas mantienen hasta el momento el mismo número de incorporaciones de 2015.

“Un 52% de las empresas tienen abierta la misma cantidad de búsquedas que el año pasado, el 20% tiene mayor cantidad y el 28% tiene menos”, apuntó Angeli.

Vale la pena recordar que se trata de un relevamiento que incluye a 300 grandes empresas que operan en el país, y que cuentan con cierta espalda para paliar los vaivenes económicos que pueda haber demostrado el mercado.

Por otra parte, los puestos operativos y de producción (42%) tendrán mayor demanda, seguidos por los comerciales (12%), administrativos (10%), IT (3%), gerenciales (3%), financieros/contables (2%), entre otros, informó Adecco Argentina.

En la firma VON DER HEIDE también fueron optimistas. El último mes de marzo fue promisorio en la cantidad de ingresos de búsquedas de altos ejecutivos y personal directivo.

Por su parte, Manpower ve un escenario diferente. Registró que las intenciones de contratación se debilitaron en 6 de los 9 sectores analizados durante el primer trimestre, en relación a los tres meses anteriores. “Son 7% más débiles tanto en el sector de Construcción como en el de Servicios. Además, los empleadores de Administración Pública y Educación reportan una baja de 8 puntos”, afirmaron.

Sin embargo, las previsiones de contratación permanecen aún en niveles positivos. Ocho de los nueve sectores de la industria que evalúa la consultora esperan incrementar sus dotaciones durante el segundo trimestre de 2016, lideradas por el segmento de la Construcción, que tiene la expectativa de crecer un 13% en sus incorporaciones.

Le siguen las Manufacturas con un 9%; Finanzas, Seguros & Bienes Raíces y Comercio Mayorista y Minorista, con 7% cada uno. Mientras tanto el sector de Servicios reporta expectativas más modestas con 4 por ciento.

Sólo la Minería prevé un nivel de ingresos de personal 2% menor al del año pasado. El dato precede las el anuncio acerca de la quita de retenciones para el sector. Sin embargo, en Manpower no prevén que esa medida impacte en este aspecto en el corto plazo, “ya que el beneficio no se dará en los micro-emprendimientos o proyectos de exploración sino de cara a la participación de las grandes empresas, que serán las que posteriormente desarrollen los procesos de extracción”.

No obstante, Podestá quiso remarcar que, pese a este panorama, la generación de nuevos puestos de trabajo se encuentra amesetada y prácticamente se ha detenido en los últimos años.

El ejecutivo afirma que desde fines de 2012 en la consultora notan un “equilibrio” en cuanto al volumen de empleo, con cierto nivel de movilidad entre los sectores, pero sin una fluctuación importante en términos de generación de nuevos puestos de trabajo.