Chubut (EP) 21 de Junio. – A cinco años de la toma del yacimiento de Cerro Dragón, “no hay ningún culpable y no hay responsables”, remarcó el secretario de la Cámara de PyMEs, Enrique Casares. Por tal motivo, se lamentó que “como en todas las cosas delictivas, quedó en la nada y nadie pagó lo que dañó”. Sobre la situación actual del mercado petrolero, Casares sostuvo que “la necesidad de modificar la matriz productiva hacia los renovables es inevitable”.

Casares sostuvo que “todos los años es un recuerdo bastante triste porque fueron varios días de mucha angustia, tristeza e incertidumbre. Hoy lo vemos medio lejano y pareciera que pasó hace poco pero en la empresa siempre recordamos lo que pasó y les comentamos a los nuevos”.

“Por suerte esa realidad quedó en el pasado y se produjo una madurez gremial”, resaltó Casares en La Cien Punto Uno.

Sobre la causa, Casares indicó que “hoy tiene múltiples interrogantes, al punto que a cinco años no hay ningún culpable, no hay responsables y es muy curioso porque realmente no sabría decir el motivo o la causa raíz de todo este acontecimiento. Pero sí que es algo muy difícil de entender, y muy complejo que a cinco años seguimos con la incertidumbre del por qué y si es que había o no un trasfondo político”.

“Los mayores perjudicados fueron las víctimas de la destrucción porque se destruyeron instalaciones de forma inexplicable. Más allá de una discusión salarial y gremial, se destruyeron las herramientas de trabajo”, planteó.

Y agregó que “la empresa nuestra fue querellante en la causa que llevaba (la jueza) Eva Parcio y nosotros fuimos citados a declarar pero después se diluyó. Como todas las cosas delictivas, quedó en la nada y nadie pagó lo que dañó”.

Sin embargo, Casares destacó que “la operadora nos siguió dando trabajo cuando no teníamos herramientas para trabajar y eso es para destacar porque en las condiciones que quedamos no podíamos prestar servicio alguno. La operadora nos dio la continuidad de trabajo, una ayuda financiera para volver a equiparnos porque el daño fue de 1 millón de pesos y gracias a eso pudimos ir devolviendo ese dinero que se nos prestó. Por lo que en definitiva lo pagamos nosotros”.

Además, consideró que un hecho con las características de la toma del yacimiento “hoy sería devastador una situación así; sería una locura”, y planteó que al momento del hecho, “al haber tanta bonanza o una torta tan grande para repartir, todos quieren una porción más grande”.

CRISIS PETROLERA

Consultado sobre la situación actual del petróleo, Casares resaltó que “hoy la situación es difícil y la expectativa que tenemos es que se estabilice. Estamos en una meseta de caída y esperamos a que la cosa se reactive. Tenemos una competencia enorme desde Vaca Muerta y eso no nos ayuda, pero los convencionales tienen futuro y mucho por dar. Por lo que creo que tenemos que apostar por eso” y agregó que “la necesidad de modificar la matriz productiva hacia los renovables es inevitable”, concluyó.

Fuente ADN Sur