Buenos Aires (EP) 01 de Feb. – El traspaso de activos estaría concluido para fines de marzo. La operación incluye además la refinería de Bahía Blanca, la planta de lubricantes en Avellaneda y la terminal de Caleta Paula. Con más de 300 bocas, la empresa pasaría ser la cuarta en ventas del mercado.

Puma será la cuarta compañía en ventas de combustibles del mercado local.

Dos meses atrás, Puma Energy y Pampa Energía anunciaban un acuerdo por el cual la empresa perteneciente al Grupo Trafigura adquiría el negocio de refinación y distribución de combustibles de la ex Petrobrás Argentina.

La operación fue suscripta por un monto de 90 millones de dólares e incluyó toda la red de Estaciones de Servicio, la refinería de Bahía Blanca, la planta de lubricantes en Avellaneda y la terminal de Caleta Paula.

Si bien el cierre de la transacción está sujeto a ciertas condiciones, según pudo averiguar surtidores, se concretaría a fines del mes de marzo, por lo cual desde abril Puma estaría definitivamente al mando de lo que sería la cuarta compañía en ventas del mercado local.

Respecto a la planta laboral, Trafigura absorberá la totalidad de la nómina de empleados, respetando salarios, antigüedad y los beneficios. El cambio de empleador no representará ninguna alteración ni en las condiciones ni en los acuerdos colectivos, los cuales se mantendrán vigentes y conservarán.

En cuanto a los Estaciones de Servicio, la petrolera contará con un plazo de aproximadamente 18 meses para modificar la cartelería e insertar su imagen, la misma que se encuentra presente en más de 3000 bocas de expendio de todo el mundo

Pampa, por su lado, seguirá adelante con su ambicioso plan de inversiones, focalizando todos sus esfuerzos en los negocios centrales de la compañía, como ser la energía eléctrica, la explotación de áreas petroleras en el yacimiento de Vaca Muerta y la expansión de su presencia en el segmento de las energías renovables a través de la construcción de parques eólicos.

Gentileza Surtidores