Córdoba (EPatagonicas) 28 de Abril. – El gobierno cordobés acusa a Techint de hacer lobby para cerrar acuerdos. Y ello generó una pelea entre el gobernador Juan Schiaretti y la empresa.

El motivo del cruce es el precio de los caños para los gasoductos troncales que serán comprados por las empresas ganadoras de la licitación, varias chinas. Según La Nación, la administración provincial acusó al grupo de “querer seguir fijando los precios de sus productos manera monopólica en el mercado argentino”. Los gasoductos, que costarán 9.000 millones de pesos, fueron adjudicados por el gobierno a la cuestionada empresa brasileña Odebrecht y a las argentinas Iecsa y Electroingeniería, que asociadas con las chinas CCCC y CPP proveerán el financiamiento llave en mano, incluyendo la compra de tuberías de acero chinas.

Techint participó de la licitación y quedó en séptimo lugar. Al respecto, la Unión Industrial Argentina (UIA) le planteó por carta a Schiaretti su “profunda preocupación por la potencial destrucción del empleo” que implicaría la utilización, en esas obras, de insumos chinos. La misma nota la enviaron a los ministros Alfonso Prat Gay y Francisco Cabrera. A la vez, representantes de Tenaris -empresa de tubos para la industria petrolera de Techint- se reunieron con funcionarios cordobeses.

El ministro de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, Fabián López, dijo que el grupo “no quiere competir y que se pongan en evidencia los precios que vienen manejando en el mercado local”. Su par de Industria, Roberto Avalle, afirmó que el grupo provee chapas a las industrias un 30% más caras que el precio internacional y reclamó “reestructurar los costos” en el país.