Buenos Aires (EP) 20 de Feb. – De cara a la discusión salarial, desde la Cámara de Expendedores de Combustibles y Afines (CECA) de San Juan señalan que la situación es “compleja”. Aseguran que existe un atraso de por lo menos un 10 por ciento.

El mes que viene se empezarán a discutir aumentos por paritarias correspondientes a este año en el sector estacionero. Las negociaciones se suponen duras.

La inflación anual podría ser menor de lo previsto. Las estimaciones privadas pronosticaban un 40 por ciento para este 2020; sin embargo el INDEC arrojó un 2,3. Y las expectativas para este mes son aún más bajas.

Lo cierto es que Camioneros, uno de los primeros sindicatos en cerrar paritarias, logró un 26 por ciento de aumento para el primer semestre de este año. ¿El Sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicio tendrá este acuerdo como referencia siendo que el año pasado ambos sindicatos cerraron negociaciones superiores al 50 por ciento?

“Las paritarias van a ser complejas”, se sincera Analía Salguero presidenta de la Cámara de Expendedores de Combustibles y Afines (CECA) de San Juan, en diálogo con surtidores.com.ar.

“Reconocemos que la necesidad de aumentos de sueldos existe, pero con un precio fijo como el que tenemos, es inviable poder hablar de un ajuste para el salario”, argumenta la dirigente.

Señala que el congelamiento de los combustibles líquidos engloba un atraso  “de por lo menos un 10 por ciento”. Además asegura que hubo una migración de los productos Premium a los comunes.

En ese marco, Salguero indica que en San Juan las Estaciones de Servicio están afrontando costos cada vez mayores: “subieron hasta las tarifas del impuesto inmobiliario”, ejemplifica.

“Si no hay forma de trasladar estos costos a la venta de nuestros productos empezará a repercutir en los puestos de trabajo”, advierte la titular de CECA.

Fuente Surtidores