Buenos Aires (EP), 3 de diciembre 2021. La Cámara Empresaria del Autotransporte de Cargas de Córdoba advirtió la situación que vive el sector; el senador Alfredo De Angeli reclamó respuestas al Ejecutivo

El combustible, y el gasoil en particular, son un insumo clave en el desarrollo productivo del país. La escasez del mismo puede generar grandes dolores de cabeza.

Por su parte, la Cámara Empresaria del Autotransporte de Cargas de Córdoba (Cedac) advirtió el faltante de combustible para este rubro. La entidad manifestó que, en los últimos días, una gran cantidad de asociados informaron que los proveedores habituales de combustibles no pueden abastecer con la continuidad que lo venían haciendo.

“Esta anómala situación genera varias distorsiones en la operatoria cotidiana de un transportista y exige gestionar, y encontrar algún proveedor que tenga el combustible necesario es una de ellas”, expresó Cedac en el comunicado.

Desde la cámara argumentaron que las distorsiones se ven en el precio de gasoil a granel, ya que aseguran es superior al del surtidor. “Si se profundiza la situación, se verá afectada toda la distribución de la última milla, como también la logística nacional e internacional”, manifestaron.

El senador Alfredo de Angeli también se hizo eco de esta situación. El legislador envió un proyecto de comunicación al Ejecutivo para que aclare la situación.

“Vería con agrado que el Poder Ejecutivo, en el marco de la emergencia económica que vive el país, informe, a través del órgano que corresponda, qué mecanismos se proyectaron y se implementan para superar la falta de tan estratégico recurso y que acarrea una seria afectación al sector productivo nacional y a la ciudadanía en general”, expresa la presentación

Faltante de combustible

Desde la Cámara Empresaria del Autotransporte de Cargas de Córdoba explicaron que el transporte está en un momento clave porque se aproximan las cosechas de los cultivos. En este sentido, el titular de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (CECHA), Gabriel Bornoroni, aseguró: “Las petroleras no están entregando todo el combustible necesario y que, cuando lo hacen, cobran un precio más elevado”.

De esta manera, explicó que sucede lo mismo cada vez que un gobierno de cualquier signo congela los precios. “Al principio está todo bien, pero llega un momento en que las petroleras no resisten más y no quieren vender, porque venden a pérdida. Esto se llama desabastecimiento”, concluyó el empresario.

Fuente: news.agrofy.com.ar

Foto La Paloma Cereales