Chubut (EP) 11 de Abr. – En diálogo con EL CHUBUT, Madanes Quintanilla, destacó que desde Aluar “empezamos a esbozar un programa de emergencia el 15 de marzo, y el 20 quedó establecido una reglamentación que obligaba a una serie de sectores a parar la producción”.

El presidente de la compañía insignia de Puerto Madryn y la más grande de Argentina en producción de aluminio, Javier Madanes Quintanilla, precisó que la empresa está en una etapa de transición, pero no dudó en manifestar que saldrán adelante. “Cada uno tiene que poner su granito de arena y Aluar pondrá una tonelada. No tengas dudas”, indicó el empresario.

La pandemia obligó a las empresas a repensar y a readaptarse a los nuevos mecanismos de trabajo para cumplir con las condiciones sanitarias y preventivas determinadas por el Gobierno Nacional.

En diálogo con EL CHUBUT, Madanes Quintanilla, destacó que desde Aluar “empezamos a esbozar un programa de emergencia el 15 de marzo, y el 20 quedó establecido una reglamentación que obligaba a una serie de sectores a parar la producción”.

En este contexto, remarcó que en aquellas empresas donde su activo productivo podía haberse afectado gravemente, las medidas “establecían condiciones de trabajo, que en nuestro caso significaba dejar en funcionamiento la planta con los mínimos volúmenes que permitiera recuperar la estructura productiva cuando la pandemia pasara”.

“Eso a nosotros nos llevó a bajar el ritmo de la producción a un 50% de la capacidad de la planta, que es donde hoy estamos operando. Habilitamos a rotar el personal, salvo a todo aquel que quedó licenciado por tener mayor de 60 años o con enfermedades crónicas”, describió Madanes Quintanilla.

Una vez implementado el programa de emergencia dentro de la planta, la empresa y los gremios se sentaron a discutir opciones salariales que tengan el menor impacto para todos los empleados.

La empresa y los gremios de la UOM y la UOCRA arribaron ayer un acuerdo: La planta funcionará con el 50 por ciento del personal en turnos rotativos por quincena y en estos casos los empleados cobrarán el 70 por ciento del total del suelo, aunque trabajarán la mitad del mes.

El empresario explicó que durante los días que trabajen, los empleados cobrarán el 100%, mientras que las horas que no trabajen, tendrán un descuento del 30%.

En los casos de los trabajadores que están licenciados por ser mayor a los 60 años y aquellos con patologías preexistentes de riesgo, percibirán el 100 por ciento del sueldo.

“Estamos operando con una concurrencia aproximada de la mitad de la gente y eso permite manejar protocolos sanitarios muy severos, que son los que hemos implementado y así poder sortear toda esta etapa”, puntualizó Madanes Quintanilla.

“ALUAR PONDRÁ UNA TONELADA DE ARENA”

El presidente de la empresa de aluminio explicó que esta situación del Coronavirus afecta a todas las empresas: “Estamos navegando en una situación de emergencia de características únicas, porque nunca hemos vivido una catástrofe a nivel internacional”.

Frente a esta situación extraordinaria, explicó que “vamos sobre la marcha tratando de asegurar que cuando esto termine, quede asegurada la capacidad de empleo y durante el tránsito de la pandemia, los empleados puedas pasar esta etapa en las mejores condiciones posibles”.

“Aluar está poniendo todo su esfuerzo como para que esto sea así y para que ni bien estén las condiciones para retomar la actividad a full, siempre y cuando estén cubiertas las condiciones sanitarias, no tengan la menor duda que lo vamos a hacer”, finalizó el empresario.

Fuente Diario El Chubut