Buenos Aires (EPatagonicas) 25 de Nov. – Como parte de la estrategia de adquisición de Pampa Energía, el fondo de garantía de la agencia de pensiones ANSES tuvo que vender su participación de 11,85% en Petrobras Argentina, ya que con el 18% del paquete de Pampa del cual ya es titular en nada cambiaba el panorama subirlo al 23% cuando las perspectivas de una fusión están en el radar.

“Si no vendiéramos, nos habrían fusionado con Pampa de todos modos”, dijo un alto funcionario.

El Fondo de Garantía de Sostenibilidad de Anses (FGS) agregó US $ 156 millones a su patrimonio mediante la venta de 11,85% del capital social de Petrobras Argentina en el marco de la OPA de Pampa Energía, donde el FGS tiene un 18% valorado en US$ 385 millones. El precio ofrecido en la OPA implica una prima de 4.54% sobre el precio actual y 3.22% sobre el valor de la transacción original. Pampa informó que, una vez que se haya completado la oferta pública de adquisición, la fusión de las dos empresas es muy probable, tras lo cual Pampa quedará como la empresa absorbente.

Si Anses hubiera mantenido su participación en Petrobras, habría tenido que recurrir a un arbitraje no voluntario por parte de Pampa. Técnicamente, los accionistas de Petrobras Argentina pueden vender voluntariamente hoy o por la fuerza en el futuro y no había ningún escenario posible para quedarse a ver cómo evoluciona el mercado. Comprar más acciones de Pampa no era muy conveniente tampoco porque mover hasta el 23% de las acciones de su actual 18% no haría una gran diferencia con la fusión en mente. Anses ya tiene cuatro directores en Pampa.

“Ya hemos crecido en nuestra participación en YPF y estamos deseosos de continuar creciendo, ya que los fondos necesarios para las Reparaciones Históricas están cubiertos por los ingresos fiscales provenientes del lavado”, dijeron las fuentes de Anses. “No hay plan de venta de acciones: no podemos sacrificar la rentabilidad para mejorar la liquidez del mercado de capitales argentino”, explicaron.

“Si usted vende a un accionista en particular, se arriesga a lo que suceda el día siguiente: si el mercado sube le criticarán”, se defienden. Es más, están ayudando a Morgan Stanley Capital International (MSCI) a recategorizar a Argentina, para salir de la categoría de mercados emergentes. Todos los inversionistas que compran índices compran activos argentinos y en el FGS son moderadamente optimistas con respecto al alza de su cartera de acciones. Argumentan que, a largo plazo, las acciones tienen un mejor rendimiento que cualquier otro tipo de activo. Por lo tanto, están más en condiciones de comprar que de vender su cartera, teniendo en cuenta que la única responsabilidad que tienen es la Reparación Histórica. Y aunque Anses pudiera retirarse de Telecom no lo ha hecho, por lo que resignó liquidez por US$ 1.000 millones.

“Idealmente, nos gustaría ver un mercado de capitales con nuevos nombres, nuevos empresarios, invertir en nuevas empresas que surgen con buena gestión y así proveer algo de liquidez en los sectores que invierten capital a largo plazo en Argentina”, dijeron las fuentes, con miras a la infraestructura energética a largo plazo y bienes raíces. Se espera que Anses FGS invierta US$ 1.500 millones en proyectos de infraestructura a largo plazo el próximo año, incluyendo un acuerdo con YPF para un oleoducto en Vaca Muerta, donde tendrían acciones en la una compañía a cargo de llevar adelante la obra.

Fuente: Merco Press