Buenos Aires (EP) 22 Ene. – El Presidente de la Unión industrial del Oeste Edgardo Gámbaro renunció a su cargo de Presidente en la CAME. Cada día 25 pymes cierran sus puertas ante la inacción de las cámaras empresariales.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa se caracterizó por estar siempre a la vanguardia de la representación empresarial pyme en la anterior década creando la rama industrial y la federación de parques industriales – FAPI – , la rama de jóvenes empresarios y la federación de jóvenes empresarios – FEDAJE – como así también la rama de mujeres y de economías regionales.

Pero todo eso cambió en los últimos años con el desplazamiento de Osvaldo Cornide por parte de los alfiles (los ministros) de Mauricio Macri y de su primera línea conformada por José Bereciartúa, Fabián Tarrío, Vicente Lourenzo, Martín Trubycz y Nicolás Morelli, todos dirigentes sin base de representación gremial empresarial, e incluso empresarial directamente, antes de que Cornide los incorpore a su equipo de trabajo. Fue así que la Federación de Jóvenes Empresarios cesó sus actividades, lo mismo que la rama de mujeres empresarias con el correr de la intervención oficialista.

El 18 de Enero se supo otra novedad comunicada para que tenga bajo perfil pero que describe la situación de representación empresarial de la CAME. El histórico y fundador de la Federación de Parques Industriales y de la rama industrial de CAME Edgardo Gámbaro renunció a la conducción de dicho espacio. Según su entidad de base, la Unión Industrial del OESTE, “la renuncia se fundamente en abocarse de modo más intenso y directo a la problemática industrial de los asociados”, en definitiva, a dicha cámara empresarial que opera en el Parque industrial “La Cantábrica” y que sufrió un duro golpe al conocerse el cierre de Carraro y Deutz en dicho espacio fabril.

Días antes de la renuncia de Edgardo Gámbaro mismo  la Gobernadora María Eugenia Vidal había visitado por segunda vez en el año el Parque Industrial La Cantábrica junto al intendente Ramiro Tagliaferro, al Secretario de Producción de Morón, el San Martinense, Esteban Casaburo además ,del anfitrióny presidente de la UIO, Edgardo Gámbaro.

La falta de transparencia de las entidades empresariales, como es habitual, dificulta la tarea para comunicar los verdaderos motivos de la renuncia aunque el contexto igualmente de dicha iniciativa se da en el marco de la destrucción de 25 pymes por días a lo largo del segundo semestre del 2018 con poca o nula manifestación por parte de la rama industrial de CAME, o por parte de su Presidente Gerardo Díaz Beltrán, a pesar de recorrer 3 años consecutivos de recesión económica.

Lo cierto es que el 6 de Diciembre más de 20 entidades pymes reclamaron al congreso medidas de emergencia con la consiga #NiUnaPymeMenos y CAME junto a sus entidades de base recibieron la orden de “no participar” en dicho reclamo que nucleó a más de 350 empresarios.

Así mismo la Gobernadora María Eugenia Vidal mediando Enero embistió también contra las pymes acusándolas de “menos competitivas” sin respuesta alguna por parte de la oficialista CAME, toda una posición política en medio de un año electoral clave para el devenir de la pequeña y mediana empresa.

Oportunamente Edgardo Gámbaro también se había “corrido” de la CAME al mantener un acercamiento con el equipo de gestión de Francisco De Narváez en la campaña que le ganó finalmente al Ex Presidente Néstor Kirchner en el año 2009.

La entidad no aclaró expresamente si también dejaba la Presidente de la Federación Argentina de Parques industriales – FAPI – y la representación en la Asociación de Industriales Bonaerenses – ADIBA – todos espacios que les debería correr la misma suerte en rigor de la letra del comunicado de la UIO.

https://mundoempresarial.com.ar