Santa Cruz (EP) 04 de Mar. – Alejandro Garzón, secretario general del Consejo Directivo Provincial de ATE, participó de la instancia de mediación que se realizó ayer en nuestra localidad y sindicó a Omar Zeidán y a Eduardo Costa como los responsables del conflicto que se vive en la Cuenca. Hay que dejar de lado las mezquindades políticas, necesitamos resolver el problema de los jóvenes, poner en funcionamiento la empresa y la usina”, afirmó

Este viernes se llevó a cabo una nueva audiencia de mediación en la sede judicial local entre ATE e YCRT por la situación de los trabajadores despedidos. Debido a que no hubo resultados positivos, e incluso, se remarcó la intransigencia de los representantes de la empresa, los manifestantes que se encuentran en el corte de la Ruta Complementaria Nº 20 interrumpieron durante 45 minutos la media calzada que estaba habilitada.

Se vivieron momentos de mucha tensión, y fue necesario que los dirigentes del Consejo Directivo Nacional, del Provincial y de la Comisión Normalizadora se acercaran para dialogar con los damnificados para explicar que, si bien pueden expresar su malestar, deben respetar el acuerdo celebrado días atrás, que estipuló que la fecha límite es el lunes 6.

“Desde que asumió el presidente Mauricio Macri, el objetivo pasa por despedir trabajadores, cerrar fábricas, volver a discutir convenios colectivos de trabajo y quitar derechos. Macri vive en otro país, no es el país en el que estamos la mayoría de los argentinos, que somos quienes producimos la riqueza, quienes generamos energía y movemos la economía. Tener que resolver lo que pasa mediante la participación de la Justicia habla de debilidad política por parte del interventor Omar Zeidán, quien obviamente no vino”, subrayó Garzón.

El secretario general se mostró sorprendido por el accionar del responsable del yacimiento al no dar posibilidades a los jóvenes de la Cuenca, siendo él oriundo de esta comunidad. “Me resulta curioso que tenga una actitud de difamación permanente hacia nuestra gente. Ahí se ve su calidad como dirigente político. Dice que nuestros jóvenes son vagos, que no quieren trabajar, que tienen adicciones, y eso es poner a los compañeros en contra de la sociedad. Si hay una persona que sufre una adicción hay que contenerla, cuidarla, darle un tratamiento y permitir su recuperación, por eso creo que han sido demasiado fríos. Están queriendo quedar bien con el gobierno nacional disciplinando a los mineros”, enfatizó.

Para el referente provincial, este panorama constituye un retroceso en YCRT, puesto que, en lugar de proyectar la producción de carbón para la generación y venta de energía, se está dirimiendo el despido de los trabajadores. “Esto está todo planificado. Tienen eficiencia empresarial; el diputado Eduardo Costa no habla de ‘empresa del Estado’, sino de ‘compañía’. Eso marca que responden a un sistema capitalista que prefiere el dinero por sobre el beneficio de la gente”, aseguró.

De aquí en más, Garzón indicó que se buscará instalar este tema en todas las localidades para generar conciencia en los trabajadores y para que “todos se enteren de lo que está pasando en Río Turbio”. “ATE va a parar el lunes 6, entre otras cosas, por la reincorporación de los empleados del yacimiento. El miércoles me voy a reunir con la junta interna de YCRT de Punta Loyola para informarme sobre lo que sucede allá y para evaluar estrategias en conjunto entre Río Gallegos y Río Turbio. Si no vemos un gesto de la Intervención, creo que esto se va a agravar, y no es una amenaza, sino que lo digo porque estoy convencido. Nosotros pensamos que el diputado Costa es el responsable político número uno de lo que pasa en la Cuenca, es el vocero de Macri en Santa Cruz. Tendría que dar la cara porque este es un conflicto político y no sindical, lamentablemente. Cada vez que habla, el interventor quiere involucrar a ATE con los supuestos hechos de corrupción del gobierno anterior, pero como tenemos experiencia en esto, queremos convocar a todos los diputados y senadores santacruceños, al Ejecutivo provincial, a los concejales y a los intendentes. El problema de YCRT no es solo de Río Turbio, sino de la provincia y del país. Hay que dejar de lado las mezquindades políticas, necesitamos resolver el problema de los jóvenes, poner en funcionamiento la empresa y la usina”, concluyó.

Fuente Patagonia Nexo