Buenos Aires (EPatagonicas) 27 de Octubre. – YPF fue la única en presentar una oferta económica formal por los activos que controla la subsidiaria brasileña en la Argentina. Habría ofrecido pagar cerca de u$s 900 millones. PAE, Tecpetrol y Oil quedaron fuera del proceso de venta que lleva adelante Evercore Partners. El potencial de los campos gasíferos de Petrobras, el principal interés de YPF.

La compañía estatal argentina fue la única que presentó una oferta por el 62,7% del paquete accionario de la subsidiaria local de Petroleos Brasileiros, según confirmaron allegados a la operación. Pan American Energy (PAE), la segunda productora del mercado, que es propiedad de BP, la china CNOOC y la familia Bulgheroni, y Tecpetrol, brazo petrolero de Techint, solicitaron más tiempo para terminar de definir una propuesta, pero chocaron con la negativa del banco norteamericano Evercore Partners, a cargo del proceso de venta. El plazo para formalizar una oferta venció el 28 de agosto. También quedó en el camino Oil, petrolera de Cristóbal López, que fracasó en su intento de sumarse a la compulsa a último momento.

La compañía que preside Miguel Galuccio está dispuesta a pagar cerca de u$s 900 millones por ese negocio, contra los u$s 1.200 millones que pretendía en un primer momento Aldemir Bendine, presidente de Petrobras Brasil. Un porcentaje minoritario de ese dinero podría recuperarlo de una posterior asociación con Pluspetrol, la tercera productora local de hidrocarburos. Las conversaciones entre las empresas –que desplegaron una estrategia similar cuando YPF compró Apache a principios de 2014– están muy avanzadas.

La delicada situación financiera y política del gigante brasileño a raíz del petróleo que se llevó puestos a varios de sus máximos directivos; la crisis de la industria energética mundial por el derrumbe del barril podrían jugar a favor del poder de negociación de YPF.