Buenos Aires (EPatagonicas) 22 de Dic. – Aranguren, titular de la cartera de Energía, se reunirá en esta semana con representantes de las petroleras para analizar los pasos a seguir.

El Ministro de Energía, Juan José Aranguren, continuará las reuniones con los representantes de las distintas petroleras para pedirles que esperen hasta abril para actualizar los precios en surtidor.

El Ministro de Energía, Juan José Aranguren, está gestionando un acuerdo para que los combustibles no suban, al menos por ahora.

El funcionario, quien está en contra de los controles de precios, prefiere ir por la vía del consenso y pedirá el apoyo de las destilerías para esta nueva etapa. Luego de la devaluación y de trasladarse el ajuste del tipo de cambio, la nafta subiría a cerca de 20 pesos el litro.

Una medida de esta naturaleza generaría gran malestar social y afectaría la competitividad de la economía, sobre todo por la incidencia del gasoil. Ya es demasiado con la quita de subsidios a la energía eléctrica y el gas, entienden los funcionarios.

Aranguren ya se comprometió ante las petroleras en el Día del Petróleo a mantener en el corto plazo el barril entre 61 y 75 dólares en la plaza local, para sostener la producción en los pozos. En consecuencia, no cuenta con esta herramienta para frenar la escalada, al menos en lo inmediato.

“No creo que alguna marca aumente porque sería arrancar de entrada con una pelea con el Gobierno”, analizaron fuentes de la industria. Pero a la vez, los directivos van a solicitar alguna recomposición o paliativo, seguramente con reducción de impuestos. Consideran que el esfuerzo debe ser compartido entre operadores de petróleo, destilerías y el Estado.

Por otra parte, con precios congelados, YPF pone en juego su plan de inversiones en Vaca Muerta. Miguel Galuccio ya tiene demasiada preocupación sobre su continuidad como para hacerse problema por este tema. Pero internamente, en YPF, reconocen que es una inquietud.

A la vez, en YPF suponen que con las nuevas medidas macroeconómicas y señales que está dando el Gobierno a favor del mercado, estimularán la llegada de capitales extranjeros, lo que podría suplir en parte la importancia de los recursos propios.