Buenos Aires (EP) 1 Nov. – Los combustibles ya treparon en surtidores más del 60% en lo que va del año. Las naftas pueden aumentar un 5% en lo que queda del año y el gasoil un 15% según los desfasajes en relación con el dólar que ven en YPF.

Las naftas pueden aumentar un 5% en lo que queda del año y el gasoil un 15% según los desfasajes en relación con el dólar que ven en YPF. Los directivos de la empresa se trasladaron a Wall Street esta semana por los 25 años de cotización en la NYSE, la Bolsa de Nueva York.

“Queda muy poco para terminar el pass through”, dijo Miguel Gutiérrez, presidente de YPF, sobre el traslado de la devaluación a precios. Y señaló que solo se actualizaron precios en un 65% en pesos.

YPF presentó en la bolsa de valores de Nueva York su plan para cinco años, que contempla enfocar la inversión en petróleo y bajar la de gas, para evitar los problemas de exceso de oferta en las épocas de baja demanda. “Tuvimos que subir los precios por encima de la inflación y la demanda de nafta cayó 8% en septiembre. Es la primera vez en mucho tiempo que pasa eso”, explicó Daniel González, el CEO de la empresa, que vaticina que podrá convertirse en exportador de crudo en un par de años.

“Es mejor que el plan que se presentó el año pasado”, aseguró Gutiérrez. Si bien prevén un crecimiento en la producción de gas, será del 4% en lugar del casi 8% que se preveía en el plan presentado el año pasado. Del otro lado, en petróleo prevén un crecimiento del 9% de producción. Los proyectos de gas no entran en el plan a cinco años.

“No queremos producir gas más allá de la demanda de consumo local”, aseguran los ejecutivos. Estiman un precio promedio de US$ 4 por millón de BTU.

El objetivo es tener una terminal de gas natural licuado (GNL) que permitiría exportarlo. Pero eso llevaría por lo menos cinco años y unos US$ 4 mil millones.

La marcha y contramarcha de las facturas de gas dejó un aprendizaje: “El traslado al consumidor no se puede hacer de forma inmediata”, reconocieron, aunque reiteran que los precios son en dólares, a nivel global.

“Lo que se debería hacer en los próximos 90 días es definir qué queremos hacer con la producción y cómo podemos convertirnos en exportadores y abrir mercados”, sostuvo Gutiérrez. “Espero que este año se esté anunciando”, dijo.

Lo que imaginan es un consorcio de productores de gas que puedan exportar. Para eso, esperan señales del Ejecutivo y del área de Energía, a cargo de Javier Iguacel. “El sector energético se encamina al libre mercado con las reformas”, le dijo Gutiérrez a los inversores que se reunieron en la NYSE para escuchar el plan de negocios.

En cuanto a los planes de producción de YPF, pese a la reunión con inversores, aseguran que no necesitan financiamiento externo. “Nos blindamos a fines de 2017, en dólares y en pesos”, sostienen. “Hoy el plan de inversiones se puede cumplir con recursos propios”.

“La estrategia es aumentar la producción para cubrir la demanda interna”, les dijo González a los inversores. La meta es el autoabastecimiento energético para 2021. Con base en Vaca Muerta, también apunta a prolongar la vida de los yacimientos convencionales, mantener las estaciones de servicio y ampliar áreas como YPF luz, donde trabajan con las automotrices, por ejemplo, para tener en cuenta la demanda futura. Hoy la capacidad es de 1,8 GW y esperan llegar a 2,4 GW en dos años.

La empresa prevé volcar US$ 1.400 millones en una mejora de los combustibles de las refinerías, para reducir el nivel de azufre. El procesamiento de crudo mejorará un 15%, por arriba de los 320 mil barriles actuales. Ese plan contempla la demanda local, que prevé una caída del 2% para este año en la economía, estancamiento el año que viene y hasta 3% de expansión para los dos años siguientes.

Gentileza YPF – Revista Petroquímica