Santa Cruz (EPatagonicas) 19 de Octubre. – Días atrás se pudo conocer que distintos sectores de ATE Río Turbio de la Mano de Mario Castillo, y de ATE Provincial a merced de Alejandro Garzón; se dedicaron a sembrar el pánico en Río Turbio y paralizar la producción de YCRT, y por ende el de la Usina Térmica.

Nos referimos al hecho que para muchos fue inadvertido, pero no por eso deja de ser importante. Unos 500 jubilados de YCRT se acercaban a ejercer el derecho a voto en el Centro de Jubilados y Pensionados de ATE Río Turbio, cuando un grupo de gremialistas que respondían a Alejandro Garzón y Mario Castillo decidieron encerrar a un centenar de ellos en el interior del centro, y posteriormente causaron destrozos de las instalaciones y arrojaron distintos objetos prendidos fuego con el claro fin de incendiar las instalaciones con los jubilados dentro. Hecho que por suerte no paso a mayores gracias a intervención policial y de gendarmería nacional.

Pero este hecho no es lo único llamativo en estos últimos días en Río Turbio, ya que tras una asamblea llevada adelante por los gremialistas ya mencionados, deciden votar entre otros temas, no acatar la conciliación obligatoria establecida por el Ministerio de Trabajo de la Nación, y solicitar –llamativamente- la renuncia del Gerente de Explotación de YCRT. Pero como no se justifica el porqué de este petitorio, nosotros hemos hecho nuestras conclusiones….no será que como Lisse decidió no pagar la BAE – un premio extraordinario que suele alcanzar los $ 100 mil pesos por empleado – a quienes no trabajen, eso haya enfurecido a los “vagos” de ATE Río Turbio???

Estaba más que claro que Mario Castillo perdía las elecciones en ATE Río Turbio, es por eso que por distintos medios Castillo y sus “mercenarios” intentaron con distintas acciones trabar y manchar las elecciones gremiales.

Será que detrás de todas estas acciones subversivas hay una mano negra intentando dar sus últimos manotazos de ahogado a nivel provincial….sembrando caos por donde pueda!!

El Intendente de Río Turbio, Matías Mazú indicó a Patagonia Nexo que “si un sindicato quiere tener representatividad tiene que dejar votar a la gente”. Asimismo, pidió que los trabajadores de la empresa y la Intervención lleguen a un acuerdo por el camino del diálogo “para cuidar a YCRT entre todos. Hay que buscar el camino del diálogo y acordar lo que sea necesario. Los trabajadores tienen sus razones, pero cuando la política mete la cola, todo se complica. Atanacio (Pérez Osuna) me demostró que está dispuesto a conversar y a llegar a un acuerdo. No hay necesidad de tener semejante conflicto”.

Todo este conflicto ha llegado a límites insospechados desde lo gremial y también a la paralización de la empresa YCRT, que ha tenido que recurrir a las fuerzas de seguridad para poder desarrollar sus actividades y custodiar los recursos que tanto han costado obtener en beneficio del funcionamiento de la Usina Térmica Río Turbio.