Neuquén (EPatagonicas) 02 de Junio. – La petrolera estadounidense cerró sus oficinas auxiliares en la capital neuquina. La medida se debe a la caída del bloque El Trapial.

La filial argentina de Chevron continúa con el plan de ajuste de sus operaciones en el país. El principal inversor en Vaca Muerta junto con YPF cerró sus de las oficinas auxiliares en Neuquén capital redistribuyó su personal. Desde la firma aseguran que el declive productivo de su yacimiento insignia, El Trapial, en Rincón de los Sauces, los obliga a reestructurar su infraestructura operativa y administrativa.

El año pasado la compañía comunicó sus intenciones de ajuste y comenzó con un plan de retiros voluntarios y jubilaciones anticipadas. De 800 operarios Chevron puso un primer piso de 600 y para este año ese número se doblaría a la mitad. Justifican que tras haber realizado los máximos esfuerzos la producción de crudo en El Trapial no para de caer: pasó de 40.000 barriles día a menos de 15.000 en tan solo cuatro años. “Ya se hizo todo lo geológicamente posible. Se invirtieron 3.500 millones de dólares en los últimos 15 años”, explicó una fuente de la firma.

A través de un comunicado, Chevron informó que está “trabajando en la optimización de su operación, incluyendo la adecuación de su fuerza de trabajo, para atender la declinación natural por madurez de su producción de petróleo convencional”. Desde el sindicato de Petroleros siguen de cerca las negociaciones y aseguraron que les preocupa el desinterés por mantener los puestos de empleo.