Buenos Aires (EPatagonicas) 17 de Noviembre. – La compañía terminará el 2015 con este alto porcentaje de crecimiento en lo que refiere a la cantidad de producción y comercialización que se dio durante los últimos tres años, fecha en que se completó en el país la compra de los activos de refinación y comercialización de la empresa petrolera

Desde que Axion Energy compró la petrolera Esso, sus niveles de producción y comercialización creció en un 37%. Fue a través de la inversión realizada en su refinería de Campana y el crecimiento de su red de estaciones de servicios, cuando se lanzó la nueva línea de lubricantes sintéticos Mobil 3000 que completan la familia Super de aceites automotrices livianos, con lo cual la marca ofrece al mercado local 10 variedades de productos minerales, semisintéticos y sintéticos.

En el marco de la presentación de los nuevos productos, el vicepresidente Comercial de Axion Energy, Gabriel Cordo Miranda, destacó el crecimiento del market share de la compañía en lubricantes y combustibles” a partir del proceso de “expansión de la capacidad de producción de la planta de Campana”.

A partir de la compra de activos de Esso, marca con la que aún convive en varias de sus bocas de expendio, Axion se propuso desde 2012 crecer un 50% en su volumen de producción hacia 2017, del cual ya alcanzó en este 2015 un desarrollo del 37 por ciento, explicaron los directivos.

Dicha inversión millonaria que lleva adelante para la ampliación de su destilería del partido bonaerense de Campana se complementa con el rediseño de todas sus estaciones de servicio que pasan a identificarse con la marca Axion, en un proceso que este 2015 terminará con 100 nuevas bocas de expendio renovadas en todo el país.

La expansión de producción de la planta de Campana le permitió crecer desde 2013 del 10 al 13 % de participación del mercado de lubricantes automotores y alcanzar el 15 por ciento del segmento de combustibles.

La inversión global de Axion anunciada desde 2012 alcanza los 1.300 millones de dólares para llevar la capacidad de refinanciación en Campana de los 90.000 a los 130.000 barriles de crudo diarios, además de renovar las 535 bocas preexistentes y sumar otras 200 nuevas hacia 2017.